16 diciembre, 2017

Header-El Plantel 728×90
Header-El Plantel 728×90

La coordinación entre Catastro y Registro dará más seguridad jurídica a los propietarios de fincas

FRONTPAGE-DIVISOR 8- logo-728×90

El Colegio de Ingenieros Técnicos Agrícolas de Almería, COITAAL, ha abordado hoy los cambios de la Ley Hipotecaria. Un amplio equipo de expertos han explicados los pasos a realizar por notarios, registradores y técnicos a la hora de hacer las representaciones gráficas georreferenciadas.

El Colegio de Ingenieros Técnicos Agrícolas de Almería, COITAAL, tras la reciente modificación de la Ley Hipotecaria, ha celebrado hoy una jornada informativa sobre la coordinación entre el catastro, el registro de la propiedad y el notariado, así como sobre la generación de ficheros GML en el salón de actos de Cajamar en la Plaza Barcelona. “Esta nueva normativa está generando numerosas consultas por parte de los técnicos y por eso hemos reunido a expertos de las distintas fases y áreas del proceso”, explica la presidenta de COITAAL, Teresa García. En la inauguración de las jornadas ha estado presente el secretario general del Consejo General de Colegios Oficiales Ingenieros Técnicos Agrícolas de España, Ignacio Hernando, quien si bien ha indicado que “las competencias son compartidas con otros colectivos profesionales” ha destacado que “en multitud de ocasiones son necesarios conocimientos agrícolas para definir segregaciones, parcelaciones, herencias, etcétera”. 

COITAAL agricultura agrónomos registro catastro tierras agrícolas
Teresa García, presidente de COITAAL; y Pablo Puyal, adjunto a la Dirección General del Catastro.

La jornada ha contado con la participación de cuatro ponentes. Pablo Puyal, adjunto a la Dirección General del Catastro, explica que “la coordinación entre el Catastro y el Registro consiste en ponernos de acuerdo en cómo se describen las fincas y hacerlo conforme a la realidad. Esto requiere un esfuerzo entre todos, propietario incluido, de describir la finca con unos planos fiables y técnicamente precisos”. En este sentido, Puyal asegura que el gran beneficiado de esta reforma en la ley hipotecaria es el propietario: “Le va a dar mayor seguridad jurídica, que ya no solo va a tener seguridad de que es titular, sino de los datos físicos de descripción de la finca, que ahora no se los da el Registro, porque a veces no se puede localizar una finca con los datos de una escritura, y va a permitir actualizar el catastro de una manera más rápida y constante. El proceso tiene más ventajas para el usuario porque la coordinación se hace de manera más conjunta”, apunta.

La modificación de la ley obliga que, a la hora de hacer una escritura hay que describirla con un plano georreferenciado, preferentemente el del catastro. Cuando no responde exactamente a la realidad, porque hay modificaciones en una parcela, por ejemplo, si se quiere segregar o bien porque contiene errores la cartografía catastral, los propietarios pueden contar con un técnico que deberá realizar una cartografía alternativa, siguiendo unas condiciones específicas y generando un archivo GML, que es el que actualiza y coordina los datos de Catastro y del Registro.

“El problema es que llevamos más de 150 años describiendo la realidad con una descripción de la propiedad literaria, hablando de linderos personales, muy imprecisa, nada técnica. Con lo cual ni la superficie ni los linderos de la finca que están en las escrituras y en el registro en realidad son muy fiables. Con el nuevo sistema se va a poder ir cambiando paulatinamente la cultura sobre cómo hay que definir la propiedad en ese país”, concluye Pablo Puyal.

Colegio de Ingenieros Técnicos Agrícolas de Almería, COITAAL
Las jornadas han contado también con la participación de Rafael Cantos, de la notaría de Adra; y Juan Guillermo González-Meneses, del Registro de la Propiedad número 1 de Almería, que han aportado la visión de cada campo profesional en relación con las nuevas modificaciones y Antonio Miguel Pérez, profesor titular de la Escuela Técnica Superior de Ingeniería Agronómica de la Universidad de Sevilla y Doctor por la UAL, quien ha realizado un ejemplo práctico sobre cómo se generan los ficheros GML, requisito indispensable para presentar una modificación a los datos del catastro sobre una finca, así como el uso de un código seguro de verificación para poder comprobar la autenticidad, integridad y fecha del archivo electrónico en el que consten, que estará firmado por el registrador con su certificado reconocido de firma. “La colegiación es obligatoria y el visado es exigido”, recuerda la presidenta de COITAAL, Teresa García.

Con la asistencia de un centenar de técnicos, las jornadas, desarrolladas en colaboración con el Ministerio de Hacienda y Administraciones Públicas, el Colegio Notarial de Andalucía y el Consejo General de Colegios Oficiales de Ingenieros Técnicos Agrícolas de España, Registradores de España y Cajamar Caja Rural, ha finalizado con una mesa redonda.

Acerca del Autor

joseantonioarcos

Licenciado en Periodismo por la Universidad de Navarra; licenciado en Ciencias Políticas y Sociología por la Complutense de Madrid, con título de experto en Unión Europea. Periodista especializado en información agrícola.

Entradas Relacionadas

Deja un Comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *