17 agosto, 2017

Header-INFOAGRO EXHIBITION 728×90
Header-INFOAGRO EXHIBITION 728×90
Sandía Fashion cabecera

Un camaleón revoluciona el reciclaje agrícola en Almería

FRONTPAGE-DIVISOR 8- logo-728×90

Tiene nombre y se llama Chamae, no nació ayer, ni ha sido presentado en la feria de Madrid – aunque haya estado presente – sino que suma ya varios años de vida, nació en 2014. Chamae ha ido formando desde entonces una gran familia de almacenes y distribuidores, emplea en plantilla a 48 trabajadores y otros 200 indirectos. Y exporta a numerosos países. Pero, ¿qué exporta? Los restos vegetales de invernaderos almerienses transformados en abono natural.

Muchas veces cuando se habla de gestión de restos vegetales, de reciclaje agrícola, de tratamientos y de un largo etcétera, se habla en realidad de proyectos, de iniciativas y de expectativas, pero no de realidades llevadas a la práctica. Sin embargo, Chamae ya superó esa mayoría de edad y es una realidad que va creciendo, aunque no haya trascendido a los medios de comunicación especializados. Hasta ahora.

José Yepes y Elena Campillo con el agricultor Miguel Domingo. Chamae y la agricultura
José Yepes y Elena Campillo con el agricultor Miguel Domingo.

En el expositor de Chamae en Fruit Attraction pude conocer a un agricultor de una cooperativa de El Ejido (Almería) que pasó a saludar a los allí presentes. Miguel  Domingo, se llama. Le pregunté y fue él quien me relató buena parte de lo que aquí cuento. Productor de sandía y de pimiento. Los señores de Chamae le han retirado los restos de su finca y también ha empleado más tarde en su invernadero el producto obtenido, fertilizante líquido.

Fertilizantes naturales y ecológicos de Chamae.

Camión en la finca, retirada y posterior transporte hasta Teruel

Elena Campillo y José Yepes, encargados de la distribución en Andalalucía y Murcia, nos estuvieron describiendo el modo de trabajo. Chamae directamente “llega a la puerta del invernadero con un camión, retira los restos vegetales del agricultor y se los lleva a una fábrica de Teruel en la que se hace todo el proceso”. José Yepes añadió que “el agricultor se ahorra la mitad de lo que le cuesta hoy día pagar el transporte y el canon de vertedero a las plantas de reciclaje, y además si los restos vienen sin rafia, el coste es cero”.

La capacidad de producción anual de la planta de Teruel es de 300.000 metros cúbicos de procesamiento de restos vegetales.

Responsables de Chamae con el auditor José Antonio Fernández, CERES Certifield,organismo alemán de certificación ecológica.
Responsables de Chamae con el auditor José Antonio Fernández, CERES Certifield, organismo alemán de certificación ecológica.

Red de almacenes y distribuidores

Chamae tiene almacenes en Almería (en El Ejido, se trasladará próximamente a La Mojonera), en Murcia (Alcantarilla), en Córdoba (Montilla), en Huelva (San Juan del Puerto), en Granada (Almuñécar) y en breve en Málaga. A su vez Chamae tiene distribuidores en Castilla y León, Galicia, Navarra, País Vasco, Aragón, Andalucía, Extremadura o Portugal, entre otros puntos. Y sus exportaciones de fertilizante líquido natural, procedente de los invernaderos de Almería, llegan a mercados tan variopintos como Francia, Alemania o Italia, pasando por Marruecos, cruzando el charco hasta Perú o Paraguay e incluso viajando hasta la antigua Persia, Irán.

“Los restos de los invernaderos, transformados en fertilizante ecológico, llegan incluso más lejos que los propios perecederos de los exportadores”, comentaba Manuel Ujados, responsable de producción, haciendo así un guiño a la internacionalización de estos productos.

Además de fertilizante líquido Chamae prepara el lanzamiento de un segundo producto, turba.
Además de fertilizante líquido Chamae prepara el lanzamiento de un segundo producto, turba.

Acerca del Autor

joseantonioarcos

Licenciado en Periodismo por la Universidad de Navarra; licenciado en Ciencias Políticas y Sociología por la Complutense de Madrid, con título de experto en Unión Europea. Periodista especializado en información agrícola.

Entradas Relacionadas

2 Comments

  1. Jesús Rincón Amat

    Hola, como consigue esta empresa degradar los restos de químicos en esos abonos para poder declararlos ecológicos?
    Me parece interesante, pero lo sería más si no hubiera que trasladar los restos tan lejos.

    Responder

Deja un Comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *