26 abril, 2017

Header-INFOAGRO EXHIBITION 728×90
Header-INFOAGRO EXHIBITION 728×90
Header ANECOOP 728×90

Solarizar, rotar y limpieza de restos vegetales. Protocolos ante el virus CGMMV

FRONTPAGE-DIVISOR 8- logo-728×90

Esta mañana el salón de actos de SUCA en El Ejido (Almería) se ha llenado para conocer los resultados de un proyecto de investigación del Ifapa sobre el virus del mosaico verde jaspeado del pepino (CGMMV), apoyado por Labcolor, Enza Zaden, Fitó, Syngenta, Asehor, COMAV y COITAAL. Entre las conclusiones finales la necesidad de implantar en el invernadero medidas de prevención y manejo agronómico porque se trata de un virus que allá donde entra, no se va, pero se puede controlar, mantener a raya y sacar adelante el cultivo. Entre las medidas a incluir en ese protocolo de trabajo está la solarización (el máximo número de días posible), una limpieza rigurosa de los restos vegetales (el día que se arranca, sacarlos del invernadero) y en la medida de lo posible rotar el cultivo. Lo describo con más detalle:

De izq a dcha. Investigadoras del Ifapa, Labcolor y técnico de Nature Choice.
De izq a dcha. Investigadoras del Ifapa, Labcolor y técnico de Nature Choice.

Mª Antonia Elorrieta, investigadora de Labcolor (laboratorio de Coexphal), ha sido la primera en intervenir, describiendo un estudio realizado en los últimos dos años sobre 154 invernaderos, 131 de Almería y 23 de Granada. Mientras que en la primera provincia se ha encontrado el virus en el 15% de los invernaderos objeto de análisis, en Granada apenas ha habido incidencia, aunque la poca que se ha testado ha sido en el último año. En cualquier caso, se detecta una creciente incidencia de un virus que produce pérdidas de producción de en torno al 15%.

Una virosis que afecta sobre todo a pepino, pero también a melón y sandía, y que se transmite por contacto entre plantas y por operaciones culturales, por suelo contaminado por restos vegetales y por agua (vector que preocupa especialmente en Holanda).

Público en SUCA, jornada sobre virosis en pepino, melón y sandía.Elorrieta ha asegurado que “hay que solarizar porque permite controlar el virus, aunque sea parcialmente”. La representante de Labcolor ha recomendado la rotación de cultivo con “no cucurbitáceas”, el aislamiento de focos, controlar la maquinaria y el personal entre invernaderos, la desinfección de herramientas y manos, el desplazamiento de la línea de siembra o el cambio de tablas en el cultivo hidropónico.

Transmisión del CGMMV a través del agua de riego.

La raza europea y asiática

A continuación ha intervenido Leticia Ruiz, investigadora del Ifapa, que ha enfatizado que el virus del mosaico verde jaspeado del pepino no es un problema regional, sino global, ya que se encuentra en una larga lista de países, Canadá y Australia entre los últimos en documentar su presencia.

Leticia Ruiz ha explicado que en Almería conviven la raza asiática y europea de dicho virus, lo que provoca una gran variabilidad. Esta circunstancia afecta a los futuros programas de búsqueda de resistencias.

Sobre la influencia de la temperatura la investigadora del Ifapa ha concluido, que según los ensayos realizados, “es un virus al que le gusta la temperatura alta, aunque esté en países más fríos del centro y norte de Europa”.

En cuanto al comportamiento en diferentes sustratos, se ha demostrado que no hay diferencias significativas entre perlita, lana de roca, fibra de coco o arena.

Por último, Leticia Ruiz ha concluido que la transmisión del CGMMV a través del agua de riego “se puede dar, pero no es lo más habitual”.

Óscar Crespo, Ifapa.
Óscar Crespo, Ifapa.

Por su parte, su compañero Óscar Crespo, biólogo del Ifapa, ha presentado los resultados de un estudio sobre resistencias en pepino y melón, del que se desprende que no hay resistencias en pepino, sólo ciertas tolerancias porque siempre aparecen síntomas”. De ahí que el investigador hiciese hincapié en las medidas de prevención y manejo.

Los protocolos de trabajo

La sesión la ha cerrado uno de los técnicos más respetados del campo almeriense, Paco Sola, de Nature Choice, quien ha dado algunas de las recomendaciones que ya llevan a cabo los productores de su SAT. “Es muy importante una correcta limpieza de los restos vegetales para evitar la dispersión del virus por todo el campo”, ha dicho.

Paco Sola apuntó que sus ensayos los ha realizado en colaboración con Javier Castillo, de Cristalplant. Sola explicó que hay que hacer solarización en verano (junio, julio, agosto), 60 días o incluso más en aquellas fincas más afectadas, empleando plásticos especiales de desinfección. En hidropónico solarizar el sistema de riego (las piquetas son una fuente de inóculo importante). “El objetivo es lograr temperaturas muy altas durante el máximo tiempo posible en suelo o sustrato”, ha subrayado.

Mª Antonia Elorrieta, Dirk Jassen, Leticia Ruiz, Óscar Crespo y Paco Sola.
Mª Antonia Elorrieta, Dirk Jassen, Leticia Ruiz, Óscar Crespo y Paco Sola.

En Holanda la desinfección se hace por vapor de agua. Es más rápida y se puede hacer en cualquier época, pero es más cara: de coste un euro por metro cuadrado.

Más recomendaciones. En enarenado alternar las líneas de plantación; desinfectar guantes, herramientas; colocar balsetas o alfombras rellenas con una solución desinfectante que permita desinfectar el calzado como las ruedas de las carretillas, torillos o tractores o bien la colocación de alfombras.Sandía infectada por virus.

Durante el turno de preguntas del público se quiso saber si los injertos pueden ser una solución, pero los intervinientes explicaron lo limitado de la calabaza en ese sentido. De ahí que Paco Sola explicase que “se están buscando patrones con alta resistencia (cercana a la inmunidad) que permitan evitar la infección primaria mediante injerto, pero hasta ahora no se han obtenido buenos resultados”.

Sandía

Por último, Paco Sola comentó que el cultivo más afectado por el virus del mosaico verde jaspeado del pepino no es el pepino, ya que desde su experiencia el agricultor puede convivir con él, mantenerlo controlado y sacar adelante su producción, sino que es la sandía. El CGMMV provoca en sandía licuado interior de fruto, pero los cortadores no pueden discriminar visualmente qué piezas pueden tener el virus y cuáles estar sanas. Para evitar posibles problemas de cara a la comercialización de sandía, en Nature Choice los técnicos aconsejan a los agricultores que han tenido un cultivo de otoño de pepino que no pongan sandía en primavera. Los que cultiven sandía deben de haber cultivado en el ciclo anterior otra hortaliza distinta a pepino.

Mesa redonda con la que se ha cerrado la jornada sobre el virus del mosaico verde jaspeado del pepino (CGMMV).
Mesa redonda con la que se ha cerrado la jornada sobre el virus del mosaico verde jaspeado del pepino (CGMMV).

Acerca del Autor

joseantonioarcos

Licenciado en Periodismo por la Universidad de Navarra; licenciado en Ciencias Políticas y Sociología por la Complutense de Madrid, con título de experto en Unión Europea. Periodista especializado en información agrícola.

Entradas Relacionadas

Deja un Comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *