21 septiembre, 2017

Header-El Plantel 728×90
Header-El Plantel 728×90
Ramiro Arnedo cabecera

Bodegas en la Contraviesa granadina

FRONTPAGE-DIVISOR 8- logo-728×90

Con el frío y con la lluvia el vino le gana la partida a la cerveza. España es país de grandes caldos, de norte a sur y de oeste a este. Es difícil encontrar una región en la que los productores locales no hagan apología de la calidad de sus vinos. Y la Alpujarra de Granada no puede ser menos. Su tradición vitivinícola viene de antiguo, ya que en la sierra de la Contraviesa son populares sus vinos rosados. Esta semana en nuestra recomendación viajera os proponemos una bodega donde destacan sus tintos envejecidos en roble, la bodega de ‘Cuatro Vientos’ ubicada en la granadina Murtas.

La Contraviesa, Alpujarra de Granada, Murtas.Bodega 'Cuatro Vientos' de Murtas en la Alpujarra de Granada. La Contraviesa y su cultura del trovo alpujarreño.
La localidad alpujarreña de Murtas es bien conocida por sus veladas de trovo. Recuerdo durante años conversaciones con nuestros mayores en las que relataban cómo durante horas los troveros alpujarreños se reunían en este pueblo y en otros vecinos manteniendo así viva la tradición oral de la cultura de la Alpujarra.

En la bodega de ‘Cuatro Vientos’ el viajero puede acercarse a ese microcosmos rural, siempre acogedor e impregnado de un hálito de refugio vital, alejado de las nuevas tecnologías y del mundo del estrés que nos rodea hoy día en los territorios más urbanitas. Esta bodega tiene su propio museo, todo un tributo a la etnografía lugareña, donde es fácil encontrar guiños a las historias de nuestros abuelos. Y de este modo sentir el calor de los ancestros.

Bodega 'Cuatro Vientos' de Murtas en la Alpujarra de Granada.Bodega 'Cuatro Vientos' de Murtas en la Alpujarra de Granada.
En realidad la bodega en sí misma es un museo con una parte muy amplía dedicada a la agricultura, a la recuperación de sus herramientas y  aperos agrícolas y a sus útiles culinarios. La faena y la cocina de las familias que vivían en el campo (en otra época casi todas) nos retrotraen a otros tiempos que hemos conocido en nuestra más tierna niñez o que sin vivir sí hemos oído en los relatos de los más antiguos.

Durante el recorrido por la bodega se proyecta un vídeo muy bien elaborado sobre esos trovos, que recuerdan a grandes como Miguel ‘El Candiota’ o José Sevilla. Durante años estuve reuniendo a ambos en una tertulia radiofónica que conducía en la radio municipal de El Ejido. Años hace ya, pero el recuerdo de aquellas tardes de trovo en Radio Ejido jamás lo olvidaré. Después he sabido que se han hecho estudios llevados a la Universidad sobre estos dos troveros y sobre la simbología de su arte. Hace unos días cuando Ana y yo recorríamos la bodega, llena del simbolismo del arte del trovo, me venían a la memoria imágenes de las conversaciones mantenidas con Candiota y Sevilla. En ellas el verbo siempre era verso, incluso hasta en lo más profano.

Bodega 'Cuatro Vientos' de Murtas en la Alpujarra de Granada.Bodega 'Cuatro Vientos' de Murtas en la Alpujarra de Granada. La Contraviesa

Museo de Agricultura de Murtas. Bodega 'Cuatro Vientos' de Murtas en la Alpujarra de Granada. La Contraviesa y abajo Albuñol

Alrededor de ‘Cuatro Vientos’ el paisaje es pura naturaleza viva. La Alpujarra, la Contraviesa, la Granada de la montaña, Albondón y sus viñas, y la serranía que respira la brisa del mar que asciende por la rambla de Albuñol desde La Rábita y toda la costa. Este paisaje siempre es bucólico, pero sobre todo lo es en los meses de noviembre y diciembre, cuando los días con luz son cortos, y así es más poético su recorrido.

Hay diferentes alojamientos rurales en la zona, también en la propia bodega y en Murtas. Y ahora que la Navidad se acerca no es difícil imaginar lo bucólico de pasar una noche con la compañía deseada frente al fuego de una chimenea, con un buen vino en la mano y toda la eternidad refugiada entre estas montañas.

(…).

Bodega 'Cuatro Vientos' de Murtas en la Alpujarra de Granada. La Contraviesa y su cultura del trovo alpujarreño.
Y si no queremos esperar a la Navidad, podemos robar una escapada a un puente como el actual de diciembre. Siempre oxigena huir a la Alpujarra, pero sobre todo es saludable hacerlo en las últimas semanas del año.

Bodega 'Cuatro Vientos' de Murtas en la Alpujarra de Granada. La Contraviesa y su cultura del trovo alpujarreño.

Acerca del Autor

joseantonioarcos

Licenciado en Periodismo por la Universidad de Navarra; licenciado en Ciencias Políticas y Sociología por la Complutense de Madrid, con título de experto en Unión Europea. Periodista especializado en información agrícola.

Entradas Relacionadas

Deja un Comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *