20 julio, 2017

Header-INFOAGRO EXHIBITION 728×90
Header-INFOAGRO EXHIBITION 728×90
Sandía Fashion cabecera

Atardeceres de invierno desde el mar de plástico

FRONTPAGE-DIVISOR 8- logo-728×90

A veces depende de los ojos con los que se mire. Un plástico, un invernadero y toda su simbología pueden ser bellos o todo lo contrario. Lo uno y su opuesto nacen de un ejercicio subjetivo, entroncado en el cariño o en la animadversión. De ambos hay, y demasiado, cuando se trata de opinar sobre el terruño. En nuestro caso siempre es lo primero, el amor a la agricultura es lo que nos mueve como línea editorial, de ahí que cuando observamos nuestro ‘mar de plástico’ todo lo que sale de nuestro interior son borbotones de respeto y admiración.

José Antonio Arcos en Balanegro. Invernaderos de Almería, el 'mar de plástico'

Le he pedido a Ana algunas fotos de atardeceres que hemos vivido juntos entre los invernaderos de nuestra tierra. Con ello hacemos un guiño a esos contornos coloridos que dibuja el cielo cuando viene a cerrar el día sobre el ‘mar de plástico’, imágenes de un brillo muy especial y de una textura singular. Tal vez así cuando paséis por un camino rural al atardecer os asalte la tentación de detener el tiempo por unos instantes. Los necesarios para observar la belleza de las siluetas de nuestros invernaderos cuando día y noche se dan la mano.

Sierra de Gádor

Es una estampa típica. El ‘mar de plástico’ desde la Sierra de Gádor. Subiendo por Dalías unos cuantos kilómetros el escenario que se dibuja es el de un lugar visible desde el Espacio.

El 'mar de plástico' del Poniente almeriense.
Balanegra

Esta misma semana regresando de Adra hicimos parada en Balanegra. Un atardecer de tonos rosados del mes de enero cayendo sobre los invernaderos de este núcleo costero.

Balanegra. El 'mar de plástico' del Poniente almeriense.El Ejido

Observando esta instantánea de un atardecer sobre el mar de plástico ejidense me viene al recuerdo aquella mítica frase de una película de niñez: “¡Mi casa!”.

El Ejido. El 'mar de plástico' del Poniente almeriense.
Vícar

Estos invernaderos son de Vícar. Las nubes que los sobrevuelan se abren haciendo una reverencia a los benditos frutos que brotan de su interior. Porque dentro de esos plásticos se crían alimentos sanos para millones de consumidores españoles y europeos. Un respeto.

Vícar. El 'mar de plástico' del Poniente almeriense.

Acerca del Autor

joseantonioarcos

Licenciado en Periodismo por la Universidad de Navarra; licenciado en Ciencias Políticas y Sociología por la Complutense de Madrid, con título de experto en Unión Europea. Periodista especializado en información agrícola.

Entradas Relacionadas

2 Comments

  1. Jesús Rincón Amat

    José Antonio, ahí falta una foto con Sierra de Gádor al fondo con sus cumbres nevadas. El pasado y futuro de los invernaderos de Almería va ligado a la salud de esas montañas.

    Responder
    1. joseantonioarcos
      joseantonioarcos

      Innegable, amigo Jesús. Lo apuntamos en nuestro ‘debe’. En esta ocasión la cámara mira hacia abajo, hacia el sur, para mostrar el ‘mar de plástico’ que los astronautas pueden ver desde la órbita espacial. La próxima vez giraremos la cámara hacia el norte para mostrar las cumbres nevadas de Sierra de Gádor. Abrazos.

      Responder

Deja un Comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *