24 marzo, 2017

Header-INFOAGRO EXHIBITION 728×90
Header-INFOAGRO EXHIBITION 728×90
Header Zeraim 970×120

El modelo de recogida de pluviales de ZOI Agrícola

FRONTPAGE-DIVISOR 8- logo-728×90

Inició su actividad hace cuatro años. ZOI Agrícola, ubicada en Pechina, ocupa una superficie de 47 hectáreas de cultivo de pimiento y tomate. Esta empresa familiar ha hecho una firme apuesta por un modelo muy particular de gestión hídrica, basado en la recogida del agua de lluvia. No en vano, la empresa productora ha destinado 2,5 hectáreas de superficie a la instalación de balsas para dicha recogida.

Adelina Salinas. ZOI Agrícola.

Adelina Salinas, arquitecta y gerente de ZOI Agrícola, explicaba ayer en Aguadulce (Almería) en las jornadas agrarias de EFA Campomar que con dicha recogida han logrado satisfacer el 50% de su consumo de agua de riego. “Pese a que la pluviometría media en Almería oscila entre los 300 litros por año y metro cuadrado, nosotros hemos logrado recoger la mitad del agua que necesitamos, si una hectárea de cultivo demanda 6 millones de litros en ciclo largo, hemos recogido tres millones de litros al año”, describía.

Una capacidad de recogida de 120 millones de litros

Los invernaderos de ZOI tienen una capacidad de recogida de 120 millones de litros, a través de canaletas, acequias y tuberías subterráneas, ya que no solo se aprovecha el agua que cae sobre las cubiertas, sino también la de los caminos.

ZOI es una finca con un diseño innovador. 55 hectáreas (47 ha. en cultivo) con todos los pasillos asfaltados u hormigonados, una finca conectada con el almacén y muelle de carga, cámaras de pre-enfriamiento, balsas de recogida de pluviales y balsas de riego, sistemas de gestión informatizados, comedores y vestuarios para trabajadores, y oficinas y salas de descanso.

ZOI Agrícolas en las IV Jornadas Agrarias EFA Campomar.

ZOI, en Pechina (Almería).
ZOI, ubicada en Pechina (Almería).

Adelina Salinas además comentó que, pese a estar en una zona productora eminentemente tomatera, también cultivan pimiento, ya que al tener suficiente agua de lluvia disponible pueden mezclarla en las dosis necesarias para tener una conductividad adecuada para el pimiento.

Por último, Salinas defendió la gestión del agua que se hace en la provincia y el modelo de cultivo protegido frente al de calle. En este sentido, la responsable de ZOI Agrícola recordó que el consumo hídrico de un invernadero es un tercio inferior al de un cultivo a cielo abierto. “Además, calabacín, pimiento y tomate al aire libre doblan en exigencias hídricas al mismo cultivo en invernadero”, señaló.

Adelina Salinas durante su presentación en la escuela Campomar.
Adelina Salinas durante su presentación en la escuela Campomar.

Acerca del Autor

joseantonioarcos

Licenciado en Periodismo por la Universidad de Navarra; licenciado en Ciencias Políticas y Sociología por la Complutense de Madrid, con título de experto en Unión Europea. Periodista especializado en información agrícola.

Entradas Relacionadas

Deja un Comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *