22 agosto, 2017

Header-INFOAGRO EXHIBITION 728×90
Header-INFOAGRO EXHIBITION 728×90
Sandía Fashion cabecera

El ‘bio’ en Alemania. Crónica de Rosalía Gómez

FRONTPAGE-DIVISOR 8- logo-728×90

La sala cinco de la Feria de productos ecológicos Biofach, la más grande en Europa y de las más importantes en el mundo, fue  punto de encuentro del sector agroalimentario español de producción ecológica la semana pasada en Nürenberg, Alemania.

Para los amigos de la numerología, simbología y demás les comunico que nuestro número de sala, símboliza la forturosalia-gc3b3mezna, la acción, la inquietud, adaptabilidad, aventura y  el expansionismo. Tanto para los que hayan vuelto descontentos como para los que no, no deja de ser un buen y alentador augurio.

Castilla León, Castilla La Mancha, Cataluña y Andalucía entre otras, llevaron consigo lo mejor de casa. Almendras, miel, deshidratados, zumos, tés, especias  y uno de los productos estrella de la Feria, el aceite de oliva.

Extenda fue el punto de unión de los productores andaluces con la Feria de Muestras de Alemania.

  • Críticas: ubicación central en el pabellón, que dió lugar a que algunos stands estuviesen poco visibles. Mal servicio wifi o al menos dificultades de comunicación con algunas aplicaciones.
  • Halagos: colaboración con el transporte y montaje, servicio permanente con los productores ante cualquier problema con la organización de la Feria. En resumen, se les puede dar una buena nota.

En el ferial se respiraba profesionalidad, innovación, colaboración y ganas de expansión y hacer bien las cosas. La competencia en el sector ecológico es sinónimo de colaboración para un mejor futuro de todos. IntercambBiofach-Nurembergio de ideas, nuevos proyectos, comunicación de jóvenes con mayores y en general un ambiente que incita a hacer las cosas cada vez mejor. Nada de lo que acabo de decir es desconocido para todos aquellos amigos del Bio-sector. Todos sabemos que el ambiente siempre es distendido y amable.

Muchos hemos echado en falta el famoso sector de la hortaliza almeriense ¿todo se concentró en Fruitlogistic?, posiblemente. Italia no olvidó presentar sus productos hortícolas, así como Holanda y Alemania. Hubiese sido, por supuesto, un gran apoyo para el resto de pequeñas y nuevas empresas.

Faltó algo más de alegría en el sector español. Nuestra fama quizá la llevamos a gala con nosotros, pero no se dejó ver en Biofach. Sectores como el hindú, mejicano, el italiano, holandés o alemán, transmitían más color y movimiento de personas a través de instalaciones, como cafeterías en los stands, trajes regionales por aquí y por allá, presentación de los productos con una mejor escenografía que colaboró a aumentar la afluencia del público. Quizá nos sobran sonrisas y nos falta organización, experiencia en la venta directa. Ha sido una feria tranquila para nuestros productores pero no ha dejado de traer grandes y buenos clientes. El próximo año, sin duda, será mejor aún.

UnOlivo en BiofachMi presencia en Biofach se ha debido a UnOlivo, uno de los mejores aceites de oliva que ahora mismo, con solo dos años en el mercado, lidera el sector. Sorprendió con algunas innovaciones como el dulce de aceite de oliva y con su aceite de cosecha temprana que no deja de sorprender a especialistas y consumidores.

El olivo, que gobierna los campos andaluces y cuyo producto, el aceite de oliva virgen extra,  tanto está costando mantener a flote en el mercado, es bien conocido en todo el mundo y valorado. Está demostrando cada día mayor profesionalidad y ganas de tomar el puesto que se merece que es el número uno. Solo nos falta un peldaño para convertirnos en grandes comercializadores. No nos queda otra que controlar nuestro propio mercado y no dejarlos en manos de vecinos. Italianos y griegos siguen en cabeza en los mercados europeos, pero el aceite de oliva español es echado en falta por muchos consumidores conocedores del producto.

Ferias, como Biofach, no cabe duda, que están relanzando nuestro mercado agroalimentario a nivel mundial, y lugares tan desconocidos en nuestro propio país, como Benahadux o Larva muy pronto serán conocidos en lugares inimaginados para nosotros.

No puedo dejar de mencionar a aquellos productores que por falta de presupuesto solo se permitieron el lujo de visitar Nürnberg con un maletín llenos de pequeñas muestras, de tarjetas de visita y de ganas de estar presentes a costa de todo en la mayor concentración de productos ecológicos del mundo. Un olé por los que estaban allí, con maletines, con stands o simplemente con ganas de cosas nuevas y buenas.

Certificaciones de calidad es lo que no ha faltado, por supuesto. Con demeter a la cabeza, dominando el pabellón alemán, todas pululan en busca de certificar aquello que el consumidor no se termina de creer. A pesar de los altos costes que supone, son una garantía de venta que cada vez se extiende más y más. El simple registro sanitario no significa ya nada para un consumidor que se precie, se requiere un símbolo, y si es conocido mejor. A cada producto, supermercado, variedad, sistema de producción, de conservación, etc. etc. etc., su sigla.

Biofach ya ha abierto las puertas para el próximo 2018

Biofach-4 Certificados-ecológicos

Acerca del Autor

Ana Rubio

Fotógrafa agrícola y redactora en joseantonioarcos.es

Entradas Relacionadas

Deja un Comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *