22 julio, 2017

Sandía Fashion cabecera

La dignidad agrícola sale a la calle. Sonidos de la tractorada (vídeo)

FRONTPAGE-DIVISOR 8- logo-728×90

Pundonor y coraje son atributos del ser agricultor. Es como un plus que lo diferencia de otras profesiones en las que el amor propio no existe o es residual. Sin embargo, el hombre y la mujer que viven del campo tienen un carácter especial impregnado de orgullo. Para nosotros ese coraje se reviste de humanidad y nobleza. Ayer lo vimos. Desde el campo de Níjar y desde el Poniente convergieron en la capital almeriense dos caravanas repletas de esa idea clara que es la lucha por la dignidad de los frutos que da el campo. Una dignidad que pasa por pagar un precio justo a esos alimentos sanos que llenan la mesa de millones de personas.

Muchas veces parte de la opinión pública almeriense olvida que esta provincia ha llegado al Estado del Bienestar porque hace medio siglo se inventó un invernadero y luego otro y así sucesivamente hasta erigirnos en el lugar del mundo con más invernaderos por metro cuadrado. Y detrás de esos plásticos está el 40% del PIB de Almería, esto es, la provincia española más dependiente de la agricultura. Si no hubiera agricultores, seríamos tierra de emigrantes.

En la costa de Granada sucede algo similar, ya que también parte de la opinión pública de la provincia de la Alhambra vive de espaldas a la realidad de los invernaderos de la costa. Agricultores granadinos que sufren los mismos problemas de precios que los almerienses. Agricultores granadinos que también estuvieron ayer recorriendo con sus vehículos las calles de Almería. Pero la lista sería muy larga, también crisis de precios estructural en los horticultores de la Axarquía de Málaga o en los de las comarcas de La Janda y la Algaida en Cádiz. Y, sin embargo, a tenor del silencio y de la indiferencia que muestra gran parte de la opinión pública a veces da la impresión de que se sigue creyendo que las hortalizas brotan por generación espontánea en los lineales de los supermercados y en los estantes de las fruterías.

Como respuesta a todo lo anterior está la dignidad del agricultor. Ayer simbólicamente centenares de ellos recorrían las calles de la capital almeriense para dar un toque de atención recordando que si se quieren comer alimentos sanos, seguros y sostenibles, no se puede vivir en el low cost ni en el descuento continuo. Un precio justo para el productor, pero también para el consumidor, añadían desde la UPA y desde Agricultura Viva en Acción.

POSDATA. Hemos editado un vídeo con sonidos inéditos de la jornada de ayer. Una manera de sentir desde dentro el pálpito de una tractorada muy digna.

Acerca del Autor

Ana Rubio

Fotógrafa agrícola y redactora en joseantonioarcos.es

Entradas Relacionadas

Deja un Comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *