26 abril, 2017

Header-INFOAGRO EXHIBITION 728×90
Header-INFOAGRO EXHIBITION 728×90
Header ANECOOP 728×90

Inculcando la ecuación del alambre y el plástico en el bachillerato

FRONTPAGE-DIVISOR 8- logo-728×90

A base de alambre y plástico se vertebra la economía de una provincia. Y hay números resultantes de la ecuación del ‘modelo Almería’: el 40% del PIB de esta tierra. En ninguna otra zona de España tiene tanto peso la agricultura sobre el desarrollo de un territorio. De hecho, si no hubiera invernaderos – engendrados a base de alambre y plástico – la provincia almeriense sería cuna de emigrantes y no receptora de inmigrantes. Así que el respeto a la silueta y a la sombra que proyecta un invernadero debe ser máxima. De ella vivimos todos (directa o indirectamente).

José Antonio Arcos, Pablo Campra, Gabriel Camhi, Jesús Rincón y Francisco Maldonado en las jornadas sobre agricultura del centro Saladares.Estos pilares tan sencillos y a la vez robustos fueron los que utilicé hace unos días en la mesa redonda sobre agricultura que me tocaba moderar en unas jornadas interdisciplinares sobre el sector hortofrutícola desarrolladas en el centro Saladares, situado en El Parador frente a La Envía Golf. El auditorio estaba formado por jóvenes de bachillerato que en breve ingresarán en la Universidad. Alumnos que son tierra fértil en la que inculcar el amor a la agricultura y a sus valores.

Alumnos centro Saladares.

La mesa redonda estuvo formada por cuatro ponentes. Gabriel Camhi, director general de Wise Irrisystem, que abrió la sesión abordando la importancia del agua, como germen de todo. A continuación Jesús Rincón, agricultor ejidense que daba visibilidad a la producción; posteriormente Francisco Maldonado, comercial de La Unión, describió el proceso comercializador de esos frutos que acaban en los lineales; y por último, el académico Pablo Campra abordó el peldaño del consumo.

Pablo Campra, científico almeriense y profesor de la UAL

El profesor Pablo Campra, de la Universidad de Almería, dio una charla informal sobre el cambio revolucionario de paradigma dietético que se está imponiendo en el mundo científico: la base de la pirámide nutricional NO deben ser los alimentos ricos en carbohidratos (pan, pastas y cereales), como se ha venido recomendando hasta ahora, sino las verduras y frutas.

Pablo Campra, científico almeriense y profesor de la UAL.
Pablo Campra, científico almeriense y profesor de la UAL.

Alertó Campra de que el exceso de carbohidratos, y sobre todo de azúcares añadidos ocultos en alimentos procesados, ha sido y es una de las principales causas del aumento de enfermedades crónicas en los países que pasan de las dietas tradicionales al consumo creciente de alimentos procesados industriales. Estas enfermedades relacionadas sobre todo con la inflamación que genera el consumo masivo de azúcares añadidos son cáncer, patologías cardiovasculares, obesidad, diabetes, enfermedades autoinmunes y diversas patologías neurodegenerativas. Por el contrario, el azúcar natural presente en la fruta consumida en fresco carece de relación con estas patologías.

Nos recordó el científico almeriense las claves de una alimentación sana:

–          La mitad del plato ideal debe ser de verduras y frutas.

–          Reducir o eliminar el consumo de alimentos procesados con azúcares añadidos.

–          Reducir el consumo de carbohidratos, en particular refinados.

–          Reducir el consumo de grasas trans, y de aceites vegetales omega 6 (maíz, girasol, soja, etc).

–          Comer alimentos frescos, como las frutas y verduras, en vez de procesados.

 Los estudios científicos en los que se fundamentan estas recomendaciones están siendo recopilados por Campra en el blog: http://comecomida.com/.

La charla y presentación del profesor, de 24 minutos, puede verse en 2 partes de 10 minutos:

1ª parte:

https://www.youtube.com/watch?v=mJXYkkTJWRU

2ª parte:  https://www.youtube.com/watch?v=OOecWNbaxWY&feature=youtu.be

Alhóndiga La Unión, más de un millón de kilos diarios

Francisco Maldonado, comercial especializado en el mercado francés, describió los procesos de calidad y control por los que atraviesan en la central hortofrutícola los perecederos como garantía de seguridad alimentaria, evitando así las reclamaciones.

Francisco Maldonado Galán, comercial Alhóndiga La Unión.
Francisco Maldonado Galán, comercial Alhóndiga La Unión.

Alhóndiga La Unión opera todo el año sirviendo a sus clientes los doce meses. Comercializa hasta el 52% del producto que se subasta en sus instalaciones, siendo pepino y calabacín los que concentran una mayor cuota de comercialización propia.

Esta comercializadora ejidense tiene presencia en 16 países. Factura 260 millones de euros y mueve un volumen de kilos superior a los 400 millones, lo que se traduce en más de un millón de kilos diarios. La Unión emplea a 950 trabajadores y dispone de una veintena de centros de trabajo entre Almería y Granada.

Jesús Rincón. El padre del autocompostaje

El agricultor ejidense Jesús Rincón vino a describir lo que se conoce bajo el concepto de ‘economía circular’, esto es, un ejemplo de cómo cerrar todo el ciclo productivo. Rincón es agricultor ecológico desde hace más de una década y sigue muchos de los preceptos de la agricultura biodinámica.

Jesús Rincón, agricultor ecológico de El Ejido.
Jesús Rincón, agricultor ecológico de El Ejido.

En su día Jesús fue el primer agricultor hortofrutícola andaluz en convertir sus restos de cosecha en compost que posteriormente introducía en su finca en sucesivas campañas. Además de hacerlo con humus de lombriz. Explicó a los alumnos cómo utilizando microorganismos logra higienizar las pilas eliminando los patógenos.

Este productor describió sus inquietudes como agricultor ecológico, enfatizando aspectos como la sostenibilidad y las herramientas que se pueden utilizar. “Que el suelo no pierda su fertilidad, sino que la gane”, exclamó.

La huella hídrica de Wise Irrisystem

Por su parte, Gabriel Camhi, director general de Wise Irrisystem, abordó una cuestión de plena actualidad como es la huella hídrica, ya que esta empresa almeriense de fertirriego quiere ser el referente a nivel nacional en el cálculo de dicha huella (HH). De hecho, los usuarios de los sistemas de Wise ya pueden calcular la huella hídrica de sus invernaderos, aspecto inédito hasta ahora. De modo ilustrativo, tras 1 kilo de lechuga está el consumo de 130 litros de agua, en cambio un kilo de ternera equivale a 15.500 litros. Y así se podría hacer con todos los alimentos.

Gabriel Camhi, director general de Wise Irrisystem.
Gabriel Camhi, director general de Wise Irrisystem.

Gabriel Camhi también se refirió al desperdicio alimenticio. Detrás de los restos de un plato de comida hay muchos litros de agua que se tiran a la basura. Por ejemplo, 20 gr de arroz y carne corresponden a 570 litros.

En la página de Wise hay diferentes artículos que abordan el significado y alcance de la huella hídrica (Sección Noticias Wise, pinchar aquí).

Acerca del Autor

joseantonioarcos

Licenciado en Periodismo por la Universidad de Navarra; licenciado en Ciencias Políticas y Sociología por la Complutense de Madrid, con título de experto en Unión Europea. Periodista especializado en información agrícola.

Entradas Relacionadas

1 Comment

  1. pablo campra

    Gracias Jose y a los profesores del Saladares y saludos a todos Una jornada muy agradable, buena gente, charlas interesantes y alumnos muy bien educados y atentos…

    Responder

Deja un Comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *