28 junio, 2017

Header-INFOAGRO EXHIBITION 728×90
Header-INFOAGRO EXHIBITION 728×90
Header ANECOOP 728×90

Efectos de la lluvia: buena para el cítrico valenciano y amenazante para la sandía almeriense

FRONTPAGE-DIVISOR 8- logo-728×90

Nunca llueve a gusto de todos, dice el refranero. Y es cierto. Las lluvias, pero sobre todo los cambios bruscos de temperaturas de las últimas horas, se viven con temor en los invernaderos almerienses en los que están sembrados los cultivos de primavera, como sandía; mientras que en la Comunidad Valenciana el agua ha sido bien recibida en comarcas citrícolas como la Vega Baja de Alicante.

Almería

El vídeo superior es de esta mañana en el campo almeriense. En esta provincia los agricultores de los invernaderos que hacen un segundo ciclo de cultivo de primavera, con sandía y melón, temen las posibles consecuencias que puede tener el tiempo ciclónico, si se prolonga durante los próximos días.

Muchos invernaderos están ahora con las colmenas en su interior para favorecer los cuajados. Los días nublados con poca luz y los cambios bruscos de temperaturas son malos aliados. Si el mal tiempo dura en exceso, se puede perder buena parte del cuajado.

El momento del cuajado es delicado, ya que requiere de unas condiciones de luz y humedad ambiente determinados. Sin embargo, en las últimas horas las temperaturas han bajado más de 10 grados, siendo sustituido el sol y el tiempo anticiclónico por la lluvia persistente con bajada brusca de temperaturas.

Comunidad Valenciana

Situación diferente en Alicante. Portavoces de los principales sindicatos agrarios de la provincia alicantina, de Asaja y La Unió, han coincidido en que las intensas precipitaciones han sido generalmente beneficiosas, a excepción de casos puntuales por arrastre de agua o alguna acumulación.

Lluvias en Valencia y Almería.El presidente de Asaja, Eladio Aniorte, ha explicado a Efe que han supuesto “una auténtica bendición”, sobre todo en la comarca de la Vega Baja, donde han caído en torno a los 60 litros por metro cuadrado y permitirán ahorrar el riego por goteo durante un mes.

Según Aniorte, el agua ayudará especialmente a los cítricos, a punto de entrar en floración, y a las hortalizas, como la alcachofa, el brócoli, las habas y también las patatas.

“Es tanta la necesidad de agua, que todo lo que caiga del cielo es bienvenido: es una auténtica maravilla”, ha subrayado el responsable de Asaja.

La lluvia permite el lavado de las hojas de los árboles y del terreno, normalmente muy salobre, lo que redundará en un mejor crecimiento de las plantaciones y una mejora del nivel freático.

Por su parte, el responsable de Agua en Alicante de La Unió, Daniel Martínez, ha compartido que este “agua de calidad” ayuda a la práctica totalidad de los cultivos, especialmente en la zona sur de la provincia (Vega Baja).

“Para la alcachofa viene estupendamente porque estamos a punto de empezar el segundo colmo (segundo ciclo de corte) y para el resto de hortalizas también”, ha comentado a Efe Agro antes de valorar también que el frente de lluvias haya bajado las temperaturas de la pasada semana, que fueron inusualmente altas y perjudiciales para el campo.

“Esto ha sido una auténtica ‘agua de mayo’ adelantada para nosotros. El único ‘pero’ es que, en vez de en solo dos horas, las lluvias deberían haber caído a lo largo de 20, aunque tampoco se puede pedir todo…”, ha proseguido.

Acerca del Autor

joseantonioarcos

Licenciado en Periodismo por la Universidad de Navarra; licenciado en Ciencias Políticas y Sociología por la Complutense de Madrid, con título de experto en Unión Europea. Periodista especializado en información agrícola.

Entradas Relacionadas

Deja un Comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *