17 noviembre, 2017

Header-El Plantel 728×90
Header-El Plantel 728×90
Ramiro Arnedo cabecera

El Matrix de los alimentos: carnes y gambas de laboratorio

FRONTPAGE-DIVISOR 8- logo-728×90

El sabor debe ser fascinante. Intenso y singular. Incluso con un bocado jugoso. Es la elección entre la pastilla azul de Matrix, la de la ilusión, o la roja, la de realidad. O tal vez no haya dilema, ya que la frontera entre lo real y lo verosímil desaparece en nuestra era tecnológica. Hasta este punto nos llevó hace unos días Marius Robles, co-fundador de ReIMAGINE FOOD durante su clase magistral en el Parque Tecnológico de Almería (PITA). Si la idea pretendida por Rijk Zwaan (RZ), organizadora del encuentro, era despertar todas las neuronas y poner en movimiento toda nuestra capacidad racional, el objetivo está logrado.

Charla de Marius Robles durante la Premiere de Rijk Zwaan en FA17.
Charla de Marius Robles durante la Premiere de Rijk Zwaan en Fruit Attraction 2017.

Marius Robles mostró cómo es la hamburguesa del Silicon Valley. Carne de laboratorio, proteína vegetal que llama a la puerta del mercado para ganarle terreno a la proteína animal. O la gamba de laboratorio para veganos. Pero añadió un ingrediente más: la proteína procedente de insectos. Ahí está la pasta y la harina de grillos. Ésta última a 90 euros/kilo. Y qué pasa con las algas. ¿Son el futuro?

El Silicon Valley da para mucho. Los hábitos culturales de la Bahía de San Francisco quedan muy lejos de los europeos a la hora de sentarse en la mesa. Por eso hoy día en este valle tecnológico norteamericano puede ser medianamente comprensible que muchos jóvenes quieran alimentarse con barritas y botellas colmadas de vitaminas. Difícilmente se puede trasladar a Europa – sobre todo a la cuenca mediterránea – esa idea que concibe la alimentación más como una necesidad que como un deleite o una práctica cultural.

Marius Robles.

Robles dividió el horizonte en un océano de tres grandes olas. Vivimos en la primera, 2016-2018. Esa ola está conformada por un número creciente de nuevos actores ajenos a la agricultura que están metiendo la cabeza en la misma. Desde cineastas como James Cameron hasta empresas de electrodomésticos. Firmas como Amazon ya han entrado en el ecológico con la adquisición de Whole Foods y está ahora tentada a comprar Carrefour por una ingente cantidad de ceros, ya sean dólares o euros. Una ola bañada también por el Big Data, datos y más datos numéricos demandados por la ‘agricultura de precisión’. También juegan otros actores, como los drones y los robots.

La segunda ola es la del algoritmo, sabor con tecnología (2019-2022). Muy atrás quedan modas como la alimentación étnica, ahora el concepto es la mezcla de sabores. Por ejemplo, en 60 segundos una máquina puede hacer una ensalada pensada para la hora del almuerzo de los trabajadores de una oficina.

En esta segunda ola tecnológica, además de sabor, también importa el packaging. El precio puede variar según la durabilidad de la poscosecha del alimento. Y un pasito más adelante la uberización (comida a domicilio).

Ricardo Ortiz, Rijk Zwaan. Keops Agro en la Premiere de Rijk Zwaan en el PITA.

La ola llega a su cresta aportando nuevas experiencias al consumidor. Startups que emplean sensores moleculares que miden calorías o nivel de pesticidas, entre otras características. “Una tecnología que será real en la segunda ola y dará poder al consumidor”, afirmaba Marius Robles.

Terreno abonado para la Inteligencia Artificial. Tecnología con voz o reparto a domicilio con robots, entre otras muchas casuísticas.

Finalmente, la tercera ola (2023-2026). Huertos verticales y contenedores para producir frutas y vegetales. Del agricultor al consumidor. Nuevos momentos de consumo (¡¿se fumará comida?!). En resumen, una reinvención del canal. Productos que no pasarán por el supermercado y que solo conocerán la vía digital. ¿Cómo compraremos en los próximos años?

Huertos en el interior de los supermercados.

Tendencias a modo de conclusión

Sin hacerlas suyas, Marius Robles nombró tres posibles tendencias futuras auspiciadas por Nicholas Negroponte, informático y arquitecto estadounidense.

1.- No habrá diferencia entre lo natural y lo artificial, es decir, entre las cosas hechas por la naturaleza y las creadas por los hombres. “Incluso haremos cosas mejor que la naturaleza”.

2.- La energía será gratuita. A pesar del importante interés en las energías sostenibles, para Negroponte, la verdadera solución para el futuro es la fusión nuclear, y en su opinión, estamos a 10 años de conseguirlo, “si realmente apostamos por ello, no como hasta ahora”. Si la energía ya no es un bien escaso, cambia todo el panorama, ya que permitirá cosas como el acceso al agua potable en todo el mundo.

3.- Los robots, lo harán todo. Desde luego cocinar, pero muchas cosas más gracias a la Inteligencia Artificial.

Agroponiente en la jornada de Rijk Zwaan en el PITA.
Público de la Premiere de Rijk Zwaan en Fruit Attraction 2017.

Blogueras gastronómicas.
Blogueras gastronómicas.

Acerca del Autor

joseantonioarcos

Licenciado en Periodismo por la Universidad de Navarra; licenciado en Ciencias Políticas y Sociología por la Complutense de Madrid, con título de experto en Unión Europea. Periodista especializado en información agrícola.

Entradas Relacionadas

Deja un Comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *