Header-El Plantel 728×90
CABECERA BIOSUR TRIP-SOIL

De la uva de barco al tomate japonés

CABECERA AGROLINER INTEGRATE

invernaderos Alhama

Antes donde se levantan estos invernaderos había una alfombra verde. Eran bancales de uva de barco. Pero hace más de quince años de esa estampa, ahora apenas quedan unos pocos parrales, diseminados. A mitad de los 80 llegaron los primeros hortícolas y en la última década el invernadero se ha erigido como el nuevo conquistador de esta parte de la Alpujarra. Os hablo de Alhama de Almería y Santa Fe de Mondújar, en el valle del Andarax.

monumento a la uva

Uno de los escasos vestigios del pasado uvero de Alhama está en el centro del pueblo. En esta estatua fría y solitaria.

“La uva dejaron de quererla. Tenía hueso y la gente ya no quería masticar pepitas”. Así me lo explicaba José Ufarte, el agricultor que tuve a mi izquierda durante la comida organizada por la casa de semillas japonesa Sakata, después de visitar algunos invernaderos de la zona.

comida en Alhama

José Ufarte es el señor de la izquierda de la foto. Un hombre curtido, dedicado a la agricultura toda su vida. Antaño en la uva y hoy día en el tomate. Fue pionero, el primero que construyó en Huechar una estructura de plástico. Ahora en el paraje de La Palmera, donde está su finca, hay otras muchas. Pero su aventura abrió el camino a las que vinieron después. Nos metimos en el invernadero de uno de sus vecinos.

técnicas Biosemillas

Antonia, Mª Eugenia y Mª Dolores me hablaron del tomate que se cría en esta comarca de interior de la provincia de Almería. Son comerciales y técnicas en Biosemillas, una cooperativa que trabaja como distribuidora (sin exclusividad) de casas de semillas. Son ellas las que me contaron que el tomate lo copa casi todo. Apenas hay un 10% de calabacín. Eso sí, sin virus. “Solo he conocido un invernadero en el que hubo cinco matas con Nueva Delhi, las arrancamos y no se ha vuelto a ver”, me comentaba una de ellas.

Charla

Sakata, junto a Biosemillas, reunió hace unos días a un grupo de agricultores para enseñarles una nueva variedad de tomate en rama, ‘Xito’. El nombre está puesto en honor a Nicolás García, el agricultor de la finca de la imagen por su apuesta por este tomate japonés. Cuando era niño a Nicolás lo llamaban Nicolasito, ‘Sito’ y de ahí el nombre registrado por Sakata derivó en ‘Xito’.

También vimos la finca de otro agricultor, Juan Cruz. Este tomate destaca por su dureza, gran aguante poscosecha, por su tolerancia al rajado y por el buen cuaje que hace con calor.

tomate rama

La zona de Alhama y Santa Fe es la más temprana del campo almeriense. Sus tomates son los primeros de la campaña. Con ‘Xito’, según me comentaron Juan Francisco Román y Enrique Lombardo, jefe de producto y responsable comercial de Sakata, se pueden adelantar los trasplantas y hacerlos a mitad de julio. A ambos los retraté en el invernadero de Juan Cruz.

Juan Francisco y Enrique

En la zona se calculan unas cien hectáreas de invernaderos. Son todos pequeños agricultores. Me recuerdan el modelo que conocí de niño en El Ejido. Rebeca Pelayo y José Luis Amate me pidieron que les echase una foto. Los saqué así de sonrientes. Ellos también tienen tomate en su explotación. Como dice el amigo lector y comentarista Mmars y también Paco, buena y feliz cosecha a todos.

Rebeca y José Luis

Posdata: Ah, pregunté también por la primavera. Suelen hacer doble rotación de tomate, y los que no lo hacen ponen después sandía.

Acerca del Autor

joseantonioarcos

Licenciado en Periodismo por la Universidad de Navarra; licenciado en Ciencias Políticas y Sociología por la Complutense de Madrid, con título de experto en Unión Europea. Periodista especializado en información agrícola.

Entradas Relacionadas

12 Comments

  1. Avatar
    Isabel

    Lástima por la pérdida de las vides, pero hay que sobrevivir, y si las cosechas no daban para ello, pues a renovarse y cambiar, eso sí, siempre para mejor!.
    La uva tiene su apogeo de consumo en verano pero sobre todo con motivos navideños. En cambio el tomate es todo el año, para tomar en crudo y en fritadas, por lo tanto, mayor consumo.

    Responder
  2. Avatar
    Jesús Rincón Amat

    ¡Mira que si saliera a la luz alguna noticia, que dijera que en las semillas de las frutas hay algo muy beneficioso para la salud! A mi me gustaba más ver aquella alfombra verde de las parras, y recuerdo aún el frescor al dar vista a Dalías tras haber subido los atajuelos. Pero como dice Isabel las uvas no son como las hortalizas que se comen todos los días.

    Responder
    1. Avatar
      Mari

      Buenas tardes!!! Que si tienen beneficios las semillas, y ya que hablamos las pepitas de las uvas???? Numerables son sus beneficios!!!! Que yo tenga entendido son anti bacterianas, anti inflamatorias, emolientes, anti cancerígenas, ayudan a favorecer la circulación, tienen un gran poder anti-oxidante, debido principalmente al OPC , mucho más potente que la vitamina C y E así como betacaroteno, benefician al sistema inmunólogico. Son muy utilizadas en medicina y belleza, de hecho está muy presente en la cosmética y tratamientos de salud y belleza.
      Estas son sólo algunas de las propiedades, y por los más curiosos se cree que debido a sus propiedades para favorecer la circulación también lo hace para frenar la alopecia.Qué más le podemos pedir a una pepita de uva???? y nosotros empeñados en hacerlas desaparecer!!!!!

      Responder
      1. Avatar
        mmars

        Buenas Maria, que cantidad de semilla habría que tomar para obtener ésas propiedades? En el caso de propiedades del ajo seia 4 dientes de ajo crudo para obtener el minimo recomendado de propiedades. Saludos.

        Responder
      2. Avatar
        Jesús R.A.

        Muy interesante Mari, pues yo no sé que comeremos últimamente que cada vez somos más tontos. Lo mismo es por lo que dejamos de comer al considerarlo “incómodo”. Muy buena aportación. Mmars no te preocupes por la cantidad, la naturaleza la ha puesto en su justa medida, así que come uvas de las de siempre.

        Responder
      3. Avatar
        mmars

        Hola Jesus R, el otro dia comi una sandia que me regalaron, y cuando termine, uh que buena esta, parece que no tiene semilla! Y miro y si tenia pero yo no note nada, como para haber sido pollo jeje

        Responder
      4. Avatar
        Mari

        Buenas mmars respecto a la cantidad, ahora que estamos en el buen tiempo de las uvas, un puñado de ellas diarias, si añadimos que en el hollejo también se encuentran esas propiedades, lo que puede equivaler a una cucharadita, también ahora que es su momento sería conveniente aprovecharse de la granada, rica en antioxidantes, vitamina C y Potasio, y yo también recomendaría no todos los días pero cada tres o cuatro media taza de sésamo, al igual que el anterior beneficioso para el colesterol y una buena fuente de calcio., aunque este último es fácil de encontrar todo el año Aunque para vitamina C, nuestros PIMIENTOS!!!!! jejejejejejeje

        Responder
  3. Avatar
    paco

    El cambio climatico esta dejando huella dia a dia queramos verlo o no , en el fin de semana hemos tenido una noche minima de 20 grados no exsisten en los registros esta temperatura en el mes de noviembre ,, es una de las razones por las que los invernaderos se encaraman montaña arriba yo comprendo que hay que buscarse la vida pero ese precio lo tendremos que pagar ,,la construccion de invernaderos esta de moda por todo el pais ya no hay limites , en portugal es mas fuerte aun con fuertes ayudas del estado se avecinan tiempos dificiles y mas nos valdria organizarnos e ir preparandonos para defendernos nosotros mismos por que nuestros dirigentes ya vemos como miran para ningun sitio .espero que las entidades bancarias tengan mejor estudiada esta burbuja que la inmobiliaria aunque lo dudo ….que sean felices

    Responder
  4. Avatar
    khalatea

    Buenas noches, estoy de acuerdo con Mari, ya en el Antiguo Egipto estamos hablando allá por el 3000 y 2500 a.C , ya hacían uso del aceite de pepitas de uva en la cocina, en cosmética y salud, lo que no supiesen los egipcios… fascinante civilización.
    Me resulta difícil entender siendo lo que fue, la “uva de barco” (yo la conozco más como la “uva de Ohanes) , con lo que supuso social y económicamente, fuese abandonada con una indiferencia tan grande. De acuerdo que es más estacional , y que las características que la diferenciaban en su máximo apogeo es difícil resaltarlas hoy por hoy debido al desarrollo tecnológico y que ya no necesitan estar en un barco un mes para llegar a destino, pero estamos hablando de una uva que desbancó al resto de variedades incluso haciéndolas desaparecer en las subastas, que fue comercializada a nivel internacional, y cuyas clases más pudientes las demandaban. Más estacionales, no me resulta suficiente excusa , España está, no estoy segura en cual, pero entre el tercero y cuarto exportador de uva de mesa a nivel mundial, y en un artículo que escribió José Antonio Arcos en este blog : Murcia se queda con el monopolio de la uva” nos informa muy bien quién es uno de los principales protagonista de que ocupemos ese lugar en el ranking, nuestros vecinos, Murcia. ¿En qué fallamos que nuestros vecinos han sabido aprovechar mucho mejor?
    ¿ Que los tomates sean más productivos? Sí pero la incertidumbre está palpable, porque no dejan de hacerse invernaderos, cada vez más, es un mercado que ahora mismo está en explotación, pero al paso que va, se acerca a gran velocidad a la línea que limita con la sobre explotación.

    Seguiremos descepando los risueños terrenos para edificar invernaderos…

    Dulces sueños…

    Responder
    1. Avatar
      mmars

      Hola que tal khalatea, vi una pequeña entrevista al hombre,el artifice que hizo el primer invernadero en almeria, y dijo estoy contento de lo prospero y riqueza que tiene almeria a raiz suya, pero muy triste al ver en lo que se a convertido, quizas no haber avanzado tanto y haber conservado algo más, ” la cara y la cruz”, saludos

      Responder
      1. Avatar
        khalatea

        Buenas tardes mmars, comprendo la postura de este hombre y los que le siguieron, ya que cualquiera de las apuestas que hagamos y de la cuál depende nuestro futuro tratamos de eximir los riesgos posibles, y el invernadero es “una apuesta segura” y lo otro probablemente “una aventura”, lo digo porque a veces tengo la sensación que en Almería cuando hay que levantar nuevos proyectos cuesta el doble o más, porque no vamos “todos a una”, no nos lo creemos y no tenemos el suficiente apoyo que necesitamos.

        Un saludo

        Responder

Deja un Comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *