Header-El Plantel 728×90
CABECERA BIOSUR TRIP-SOIL

De ruta por Valencia. I parte. En una central de confección de cítricos y en una empresa de I+D en vida postcosecha

CABECERA AGROLINER INTEGRATE

Gandía

Este puente de diciembre he estado en la Comunidad Valenciana. Y he aprovechado para conocer a algunos de los lectores que siguen este blog desde el Levante y de paso meter la cabeza en el mundo de la citricultura, que sufre males similares a los de la horticultura. El precio siempre como caballo de batalla, sobre todo para la naranja que cada vez pierde más espacio frente a la clementina que soporta un poco mejor la crisis de precios.

Exportaciones Aranda SL

La capital de la comarca de La Safor es Gandía, en la provincia de Valencia. Allí visité la central de la empresa Exportaciones Aranda SL, radicada en el municipio de Piles. Pude ver in situ cómo es todo el proceso desde que la fruta entra en el almacén hasta que queda confeccionada lista para su salida.

Los cítricos llegan del campo y pasan por el drencher, una máquina que les da un lavado con agua y fungicida. En la siguiente imagen se observa una partida de clementinas, ya lavadas y una vez que han pasado por el túnel de secado antes del siguiente paso: ser enceradas.

clementinas

Se les da cera no solo por cuestión estética, sino también como prevención para posibles podredumbres. Determinadas ceras, también llamadas abrillantadores, minimizan las pérdidas de agua, previenen los síntomas del envejecimiento y evitan que la fruta adelgace.

Javier y EncarniJavier Monzonís, izquierda de la imagen, hizo las veces de guía en este almacén. Me explicó que tras aplicar la cera las clementinas y naranjas pasan por otro túnel (de secado de cera) y a continuación se inicia la confección.

cítricos con hoja

Después la cámara de pre-enfriamiento para lograr la temperatura óptima para el transporte. También recorrí alguna cámara de temperatura ambiente. Entre cámara y cámara retraté esta espectacular imagen. ¡¡Cítricos para alimentarnos durante meses!!

cámara

Saliendo casi de la nave tropecé con una línea de envase diseñada para fomentar el consumo de estas frutas entre los más jóvenes. Fijaos en el dibujito invitando a los niños a comer sano de una manera divertida.

consumo infantil

Por otro lado, también pude visitar una empresa de I+D+i, Citrosol, con más de 50 años de vida. Está ubicada a muy pocos kilómetros de la primera, en Potríes, en la misma comarca de La Safor.

50 años

Allí me atendió Benito Orihuel, director general, y Encarna Martí, directora de marketing, ambos lectores de este blog. Me mostraron sus instalaciones, incluyendo el laboratorio y la fábrica que vemos en esta imagen.

Encarna y Benito

Citrosol es una compañía de tecnologías de postcosecha que ofrece servicios y asesoramiento para alargar la vida útil de los perecederos, evitando reclamaciones y permitiendo la apertura de nuevos mercados. Están entrando también en el segmento de hortícolas, pero el grueso de su actividad se desarrolla en los cítricos.

laboratorio

Me mostraron sus ceras de recubrimiento, los fungicidas que usan para evitar podredumbres en el almacenamiento y transporte, sus fitofortificantes y desinfectantes. Benito me explicó que recientemente había estado en un congreso en Perú explicando que la tecnología postcosecha hoy día permite llegar a mercados antes casi inabordables desde el punto de vista técnico.

valle desde las instalaciones de Citrosol

Acerca del Autor

joseantonioarcos

Licenciado en Periodismo por la Universidad de Navarra; licenciado en Ciencias Políticas y Sociología por la Complutense de Madrid, con título de experto en Unión Europea. Periodista especializado en información agrícola.

Entradas Relacionadas

14 Comments

  1. Avatar
    Mari

    Ummmmm! donde se ponga una buena naranja…

    Vaya, vaya Jose Antonio, Murcia, Ciudad Real, ahora Valencia, bonita tierra seguro que tienes que contarnos de ella.
    Me ha llamado la atención el envase orientado a niños para fomentar una dieta saludable con los cítricos, es una idea genial, o al menos seguro que llamativa aunque yo no los he visto nunca, me pregunto si esa misma idea podría aplicarse a las hortalizas, algunas es complicado o habría que elaborarlo mejor, pero por ejemplo con el tomate cherry podría funcionar.

    Responder
    1. joseantonioarcos
      joseantonioarcos

      Buenas tardes, Mari,
      bonita tierra la valenciana. Kilómetros y kilómetros de naranjos en un interminable y auténtico vergel al aire libre. Es como si en Almería destapásemos todos los invernaderos y dejásemos al descubierto toda esa masa vegetal, fuente de riqueza y de belleza natural.

      En cuanto a lo que comentas sobre los snack de cítricos, tengo que decirte que en hortícolas también se dan, desde hace ya unos añitos. Lo llaman snacking, dirigido a ese público europeo al que hay que darle la fruta y la verdura del modo más atractivo posible, en pequeños tamaños y en formatos no convencionales. En los países de la Europa Occidental y nórdica se venden pequeñas bolsitas en las que los consumidores encuentran varias piezas de pimiento tipo sweet bite, de pepino mini o de tomate cherry. Lo toman como sustituto del chocolate o la bollería, al menos ésa es la idea. Como aperitivo o mini merienda, dirigido a niños y también a adolescentes. En fin, que forma parte de las nuevas formas de consumo. En España creo que lo verás poco, aunque tengo que decirte que el consumo medio español de frutas y hortalizas está por encima de la media europea. Por cierto, ¿a qué no sabes el país europeo donde se consumen más productos hortofrutícolas per cápita y año? Grecia. Desde luego los helenos son el mejor ejemplo de dieta mediterránea.

      Responder
  2. Avatar
    José Marín Rodríguez

    Yo siempre he presumido de comer muchas naranjas, pero este año algunos hados malignos están empeñados en que no las coma. El primer cambio que me está llevando a ello es que las compro en un supermercado (años atrás las adquiría en pequeñas plantaciones de mi entorno, unas veces me las regalaban y otras las compraba). Esta es la diferencia: Las naranjas de mis vecinos están frescas y sabrosas y las que me he intentado comer del supermercado están, unas demasiado ácidas y otras deshidratadas, supongo que por efecto de una mala conservación. Estas últimas son las que más me han cabreado porque cuando empiezas a comer parecen buenas y me confío, pero cuando llega a mi boca un gajo desecado, de esos que no miras antes, entonces me acuerdo de cosas muy feas y desagradables que a su vez deseo a quien sea el culpable de lo que me ocurre.
    Tendré que volver a comprar naranjas al vecino para olvidar lo antes posible este otoño descitrificado.

    Responder
  3. Avatar
    Khalatea

    Buenas noches
    Interesante el modo de presentación para el consumo de los más peques, pero recordando las opiniones de artículos en este mismo blog no muy lejanos, una de los objetivos sería exportar a los países asiáticos por el gran potencial que supone pero entre las inquietudes, estaba la de hacer llegar la mercancía en perfecto estado, complicado por la distancia y por el costo del transporte; por ello me parece muy interesante el trabajo de citrosol, sería un gran obstáculo menos y las distancias no nos parecerían tan grandes.

    Dulces sueños

    Responder
  4. Avatar
    José María

    Buenos días José Antonio, que alegría me llevé a yer cuando leí tu artículo. En Almería también tenemos cítricos. La comarca del Andarax es rica en este producto y además con un valor añadido, ECOLÓGICA. Además contamos con una fábrica, perteneciente al grupo J. García Carrión (Don Simón), donde elaboramos zumos, gazpacho, cremas y sopas de verduras… A ver si un día te
    dejas caer por aquí.

    Responder
    1. joseantonioarcos
      joseantonioarcos

      Acepto tu invitación, José María. Dejemos pasar las fiestas navideñas y escríbeme en privado al buzón de sugerencias del blog – que está en la columna de la izquierda, en la parte superior – y os hago una visita ya en el nuevo año 2015.

      Responder
  5. Avatar
    Domingo

    Hace tiempo escribí de ésto un soneto,
    respondiendo a Magán de lo que escribía,
    de este magnífico blog, que Arcos hacía;
    saludos y así termino este cuarteto.

    Decía así:
    Magán me estás quitando la ilusión
    de llevar mis productos a China,
    de Gádor, Rioja o del mismo Pechina;
    llevar naranjas desde España hasta Hon-Kon

    Como se enteren los listos de Obregón
    o los holandeses en la otra esquina,
    mejor mandarlas a la Conchinchina,
    y que se las lleve el diablo en un camión.

    En China se copian igual que en Japón,
    pero, en Gádor crece una navelina,
    que por su buen sabor, se aprecia un montón.

    Deja a Neruda con su buena canción,
    que en mi soneto me saque la espina,
    de tener un sueño y hasta una ilusión.

    Responder
  6. Avatar
    Domingo

    Efectivamente José María, tenemos en nuestra zona naranjera, una cítrica de la que te refieres en Gádor y una SAT y otra SAT en Illar.
    Están equipadas con modernos sistemas para su funcionamiento y dejan afortunadamente sus puestos de trabajo durante la campaña.
    Al informarnos José Antonio, sobre estas cítricas que existen en Valencia, me ha dado un pellizco en el estómago, viendo que le ha dado predilección en cuanto a información a otros lugares antes que a los nuestros.
    Tenemos menos cantidad, pero no menos calidad y nuestros cítricos, creo están preparados para competir en cualquier mercado.
    Los que no tenemos suegra, tenemos que vendernos así.
    Perdona mi osadía, puesto que, ahora solo soy un simple socio, aunque perteneciera al principio en la fundación de una de éllas.
    En mi modesta opinión, creo que te podías haber evitado el viaje, si ha sido para la información, igual te la hubieran dado aquí. Es solo mi opinión.

    Aunque también yo tenga mandarinas
    me siguen gustando las navelinas.

    Responder
    1. joseantonioarcos
      joseantonioarcos

      Buenas tardes, Domingo, en otras ocasiones cuando trabajaba en prensa de papel ya hice varios artículos sobre el valle del Andarax y sobre otras zonas citrícolas de la provincia de Almería. También he escrito en distintas ocasiones en prensa diaria sobre las empresas de Gádor e Illar a las que te refieres, y sobre sus proyectos de futuro. Así que esa información ya la tenía, lo que nunca había hecho había sido viajar a Valencia con ojos agrícolas. Hasta ahora siempre mis viajes a la Comunidad Valenciana tenían un carácter más veraniego y de Parque de las Ciencias, que otra cosa.

      Así que, querido lector, permíteme que abra el blog a otras provincias y tierras productoras. Además el puente de diciembre se prestaba a ello. Un abrazo y enhorabuena por tus pareados.

      Por cierto, la central hortofrutícola del artículo tiene una finca en la localidad almeriense de Antas.

      Responder
  7. Avatar
    mmars

    Buenas noches, estoy con el comentario de Maria, yo se lo que tenemos en Almeria, pero me gusta saber de otros Lares!!! Hay que tener presente el I+D+I el alargar el tiempo de calidad del producto es esencial, yo hace un par de días(jejej) probé en tómate un producto vía foliar para que no se deshidrate, y la verdad que iba bien aunque quitándote un 2% de merma no tiene sentido el echar el producto. Lo que hace falta es que el producto se pague a un precio justó, para qué el producto no se quedé eh stan bite, y fluya, producto fresco y recojido en óptimas condiciones, saludos y buena cosecha.

    Responder
  8. Avatar
    Didac Cerdá javaloyes

    Hola a todos y quisiera comentar José Antonio que soy un productor distribuidor de cítricos y hortalizas de la vega baja del segura y viendo el por venir de nuestra salud con relación a nuestra alimentacion deberíamos de plantearnos el dejar de manipular alimentos con productos tanto para alargar la vida de los mismos como la masiva utilización de insecticidas,herbicidas y abonos derivados de laboratoros y casas que solo buscan el enriquecimiento y poder de las mismas a cualquier precio(bien sea Monsanto , Bayer ,etc,)provocando una alteración tanto en el producto como en la contaminación de las tierras de cultivo, así bien preguntense para que sirve desarrollar métodos para que niños y adolescentes se sientan atraídos por estos manjares de la naturaleza si en vez de ser saludables están llenos de restos de productos fitosanitarios químicos cancerígenos muy perjudiciales para la salud. Ya no nos pongamos a hablar de plantaciones transgenicas cada vez más frecuentes y el modo de intentar controlar el abastecimiento de semillas de dichas plantaciones ,siendo Monsanto líder en el subdesarrollo de la salud y bienestar humano, contribuyendo a una sociedad cada vez más enferma y peor alimentada, los alimentos transgenicos, su origen es una semilla que ha sido cruzada con una determinada bacteria.(Hay miles de demandas a dichas empresas por efectos secundarios de la ingestión de este tipo de alimentos), dicho esto solo me queda decir que los productor se van a ver cada vez más obligados a utilizar productos biológicos y contribuir a un futuro saludable y no el que nos están intentando imponer, Francia es uno de los principales países, sino es el primero en el avance de productos BIO , limpios de restos químicos y tan perjudiciales para las personas.
    Además cabe destacar que llegado este punto de la historia que estamos viviendo la gente esta despertando y adquiriendo un nuevo nivel de conciencia , siendo cada vez más exigentes con los productos que comen. Un saludo. Algunas veces es más sano comerse un crisantemos de chocolate que comerse un tomate. ;/(

    Responder

Deja un Comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *