Header-El Plantel 728×90
Header-El Plantel 728×90
CABECERA salads Syngenta
El Ejido transformará los lixiviados de los desechos en abono natural

El Ejido transformará los lixiviados de los desechos en abono natural

Divisor post Nuevo logo

El Ejido contará con un proyecto pionero de tratamiento de nutrientes orgánicos procedentes de los lixiviados de las plantas de compostaje. Está en proceso de dotación de instalaciones y maquinaria y se ubicará en unos terrenos muy próximos a las plantas de Ejido Medio Ambiente y Sociedad Ambiental Las Chozas. Con él, se va a procesar el liquido procedente del compostaje que será sometido con técnicas punteras de I+D+I que harán posible, en el futuro, su reutilización como abono natural. Lo más importante es que éste erradicará los olores que, de forma puntual, se producen en la zona de Almerimar durante el tratamiento de los restos vegetales.

lixiviados plantas de compostaje Almería El Ejido agricultura

El Ejido va a volver a convertirse en el epicentro de un proyecto pionero de I+D+I para el tratamiento de los restos vegetales que generan la actividad agrícola de la zona y que tendrá, en esta ocasión, como objetivo; por un lado, contribuir a la eliminación de los desechos y, por otro, procesar aquellos nutrientes orgánicos que proceden de los lixiviados de las plantas de compostaje, a fin de evitar las molestias que éstos ocasionan, así como estudiar la viabilidad de una posible reutilización.

Ello será posible gracias al proyecto que el grupo empresarial Biaqui está impulsando en el municipio, concretamente en los terrenos próximos a las plantas de Ejido Medio Ambiente y Sociedad Ambiental Las Chozas. De hecho, en estos momentos se encuentra en proceso de instalación y creación de la infraestructura y dotación de la maquinaria necesaria para el desarrollo de este proyecto de innovación tecnológica que hará posible el tratamiento de los lixiviados procedentes del proceso de tratamiento y gestión que, desde hace años, viene realizando ambas plantas de compostaje.

Por lo tanto, será un proyecto compatible con la actividad actual de las plantas que vendrá, además, a mejorar los procesos de gestión de los desechos que se tratan en este tipo de instalaciones y contribuir con ello, aún más, a la sostenibilidad del principal modelo productivo de la ciudad, la agricultura.

alcalde de El Ejido, Francisco Góngora, y el concejal de Agricultura de El Ejido, Manolo Gómez

A la vanguardia en agricultura sostenible

Al margen de ello, cabe destacar que este proyecto empresarial cuenta con una parte de investigación importante que ayudará, también, a proyectar la imagen del sector en Europa como una agricultura que aprovecha sus recursos naturales y que avanza con sistemas medioambientales que tienen como fin el cuidado del entorno y la garantía de unas producciones cada vez más ecológicas. Y es que la intención de Biaqui es lograr mediante técnicas y sistemas de I+D+I tratar ese líquido, quitándole cualquier arrastre que contenga y devolviéndole las propiedades necesarias para convertirlo en un abono natural para uso ecológico, en el futuro, en cualquier tipo de agricultura.

El alcalde de El Ejido, Francisco Góngora, acompañado de su concejal de Agricultura, Manuel Gómez Galera, ha conocido los plazos de implantación que tiene el grupo Biaqui en el municipio, así como las fases con las que cuenta este proyecto de I+D+I. Y lo ha hecho de la mano de su gerente, José Antonio Bernabeu Richart. Fue éste quién ha explicado, sobre el propio terreno de Ejido Medio Ambiente, cómo va el proceso de instalación y que sistemas de gestión se va a aplicar a esos lixiviados.

Para el regidor, “se trata de un proyecto muy interesante que vendrá a aportar más sostenibilidad a nuestro sector”. Y ello, sin duda, le ayudará a “dar un salto cualitativo y cuantitativo en todos aquellos aspectos que los propios mercados internacionales y la propia Europa están marcando”. De hecho, considera que “ganar en sostenibilidad es avanzar de cara al futuro del propio sector, ya que vivimos en una sociedad cada vez más globalizada, dónde, por encima de todo, se prima lo natural y lo ecológico”.

Por tanto, “ése es el camino dónde debemos de seguir avanzando, respaldando, también, por qué no a proyectos que, como éstos, nos ayudan, no sólo a erradicar problemas al facilitar mejores sistemas para lograr una gestión total de los desechos que genera la actividad agrícola e incluso abrir nuevas posibilidades para la reutilización de estos”.

A juicio de Góngora “son proyectos pioneros como éste los que nos ayudan a sumarnos a esa economía circular muy en línea de lo que tiene que ser la sostenibilidad que se apoya desde la Unión Europea para limitar los impactos medioambientales del uso de los recursos y durante la explotación de nuestras tierras”.

Al margen de los beneficios que este proyecto traerá a la agricultura, el regidor quiere, también, destacar “la importancia que va a tener para minimizar el problema que afectando a gran parte de la población ejidenses como son los olores que, durante los procesos de volcado, se producían en zonas como Almerimar”. Tanto es así que ha aseverado que “una vez que esté en marcha el proyecto se van a dotar de una solución a dichos olores”. Una cuestión que “será relativamente pronto”, ya que, según ha anunciado el propio alcalde “si se cumplen las previsiones, y no hay ningún problema técnico, este proyecto podría estar ya en marcha para los meses de verano”. Algo que considera “fundamental ya que son en esos meses, dónde producen más molestias los lixiviados debido a las altas temperaturas”.

Sobre el autor

joseantonioarcos

Licenciado en Periodismo por la Universidad de Navarra; licenciado en Ciencias Políticas y Sociología por la Complutense de Madrid, con título de experto en Unión Europea. Periodista especializado en información agrícola.

Noticias relacionadas

1 Comentario

  1. Avatar
    Jesús Rincón

    Interesante el proyecto, cada vez se ve más la preocupación por el medio ambiente en la zona, pero queda muchísimo por hacer y para poder decir que nuestra agricultura es sostenible; por ejemplo, todos esos restos vegetales que se compostan en las plantas de compostaje y que son una materia prima fundamental para la vida de nuestros suelos y que sin embargo no se puede usar en agricultura ecológica por estar contaminados con fungicidas e insecticidas. Y por lo que yo sé todavía no hay algún protocolo de como proceder para degradar esos restos de fungicidas, o de como utilizarlos para que no causen problemas a la hora de utilizar los restos vegetales (desde luego no en riego, que alguien se moleste en mirar la ficha técnica de los fungicidas). En fin la palabra sostenible queda muy bien…

    Reply

Dejar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Newsletter

Regístrate en el newsletter y recibirás nuestras noticias cada semana.