TOP BANNER VILMORIN
Header-El Plantel 728×90
Header-El Plantel 728×90
CABECERA Pepinos Syngenta

El mercado global de los sustratos pasa por el Puerto de Almería

CABECERA AGROLINER INTEGRATE

Hace varios días José Antonio y yo nos repartimos dos visitas muy interesantes. Mientras que él iba a las canteras de Sorbas para conocer el uso de yesos para la agricultura, a mí me tocó asistir a una jornada de puertas abiertas en la planta de Projar en el puerto de Almería. Así que la que hoy suscribe es Ana Rubio.

Desde-las-puertas-de-Projar

La primera vez que me dijeron que en el Puerto de Almería había una fábrica de sustratos me quedé sorprendida, así que tenía gran curiosidad en conocerla. Tras unas cuantas vueltas por el interior del puerto, reconozco que me perdí, aunque quizás había algo de intención pues nunca había estado en esa zona del puerto y con mi cámara…, finalmente encontré la nave donde en un letrero decía “Projar”. Allí fuimos recibidos por Rafael Muñoz (Director de la planta), Alejandra Pintos (Director de marketing), Mª Jesús Mínguez (Comunicación), Miriam Carretero (Brand Manager) y Palmira García (Técnico de Control de Calidad).

Projar se encuentra en el muelle del Poniente del Puerto de Almería. Allí con preciosas vistas al puerto y la Alcazaba nos acompañaban el equipo Projar, siendo el director de Projar Almería, Rafael Muñoz quien daba inicio a nuestro itinerario por esta fábrica con 200 referencias personalizadas de sustratos a la carta, según demande el cliente. De ella salen diariamente 200 palés a destino, una facturación aproximada de 5 millones de euros y una previsión este año de 60.000m3 de sustratos  personalizados cuyos destinos serán España, Marruecos, Portugal y México.

Foto-familia

La decisión de Alejandro Faus, propietario de Projar, de instalar la fábrica de Projar en Almería se le planteó cuando sus clientes le demandaban unos  productos determinados, a los cuales sus proveedores ponían inconvenientes. Así fue como decidió complementar su actividad como importador de turba con la fabricación de los productos que le demandaban. En el año 94 se creó la fábrica de Projar en Almería, empresa andaluza 100% y en el 96 la producción total 100%.

Projar importa diferentes materias primas, las principales son la turba en diferentes grados de descomposición y la fibra de coco en distintas estructuras.

India y Sri Lanka

Fibra-de-coco-de-la-IndiaLa fibra de coco es muy demandada para el cultivo hidropónico o para clientes que se hacen sus propias mezclas. Projar apuesta por la calidad, por ello la materia prima de fibra de coco, el 100%, procede de India. Los factores que determinan que proceda de allí son la disponibilidad en diferentes estructuras y su conductividad. Mientras, en Sri Lanka es desde donde salen de fábrica las planchas de coco.

Países bálticos

La turba es traída en barco desde el Mar Báltico, y la naturaleza de ésta – que está sujeta a procesos de fermentación – obliga a que se realice dos tipos de fletamentos determinados por la temperatura, según la estación del año. En invierno barcos más grandes y en verano del 15 junio al 15 de octubre, donde las temperaturas en Almería son más altas, los barcos son más pequeños pero más frecuentes.

Para optimizar el transporte, las bodegas son cargadas de turba a granel, mientras que en la cubierta del barco se cargan determinados productos de sus proveedores, balas y maxi balas, ya que Projar son distribuidores de Kekkilä.

Esta fábrica del 2003 al 2009 fue propiedad de Kekkilä, una subdivisión de Vapo,  pasando más tarde a Projar nuevamente. Vapo  es una multinacional del sector de la turba, principalmente de la turba energética. El 90% de la turba que maneja Vapo es destinada a producir electricidad, y el otro 10% lo comercializa kekkilä para uso agrario.

El Puerto de Almería como bisagra estratégica

Sustratos-especializados-ProjarDebido a su ubicación en el puerto Projar lleva a cabo una gran labor de coordinación y esfuerzo de logística y comercialización cada vez que llega un barco. Nos contaba Rafael que el puerto, el lugar estratégico en el que se encuentra la fábrica, tiene la ventaja de que sus materias primas vienen en barco, pero tienen el inconveniente del espacio.

Primero descargan todos los productos elaborados, que inmediatamente se llevan a almacenes subcontratados en el puerto, a almacenes Projar o directamente al cliente. Por ejemplo, en invierno pueden llegar hasta 1.000 palés, que en 48 horas deben gestionarse, de lo contrario el puerto penaliza por tener la carga en el suelo. Una vez descargados los palés, a continuación se repite la operación con el producto a granel en el interior de la nave.

En el interior de la planta de Projar

Rafael-MuñozAhora, nos encontramos en el interior de la nave,  donde se almacena la turba a granel procedente de los Países Bálticos. Se puede apreciar a un lado turba parda y al otro lado turba oscura que se diferencia de la primera por ser más oscura y con más grados de descomposición, características que hacen que sea utilizada durante los meses de más calor, más estable y  su capacidad de retención de agua es mayor que la turba parda.

Nos cuenta Rafael que la calidad de la turba depende en gran parte de su método de extracción de las canteras, y en ello va la calidad de algunos de sus productos muy especializados de altísima calidad como son los sustratos para trufa y para arándanos.

El método Millerd, es el más convencional, una máquina va removiendo una capa de la turbera (cantera de turba), que la va dejando suelta, y detrás una aspiradora va absorbiendo el material y formando cordones. El inconveniente de este método es que puede deteriorar considerablemente la estructura de la turba.

El método Sod consiste en la extracción de la turba en bloques mediante una máquina de dimensiones considerables y con la ayuda de cuchilla extrae de la turbera numerosos bloques de 30x15x15 que antes de triturar controladamente hay que secar. Este método permite conservar la estructura de la turba siendo de máxima calidad para ornamentales y producciones tan especiales como la frambuesa y la trufa, pero también su coste es mucho mayor.

Continuamos con nuestra ruta de la mano de Rafael y frente a nosotros se encuentran tres silos donde se lleva a cabo el primer proceso,  la criba de la turba separando las estructuras según grosor así como deshechos. En el primer silo caerían los materiales finos que irán destinados a los semilleros; en el segundo las estructuras medio/gruesas, están enfocadas a las ornamentales; y en el último silo los deshechos.

Cinta-transportadora-de-turba-para-cribación Silos-de-cribación-de-turba

Posteriormente se llevan a cabo las mezclas, pero en la elaboración de los sustratos no se utilizan directamente las estructuras procedentes de la cribación, sino que  juegan con las diferentes estructuras mediante las herramientas necesarias para conseguir la estructura deseada. Para realizar la mezcla de las materias primas (arcillas, arenas, perlita, dolomita cálcica, fertilizantes) Projar tiene un ordenador central que recibe las instrucciones personalizadas con la formulación en cada momento y en cada sustrato personalizado, aun así, estando las formulaciones bien definidas no debemos olvidar que estamos hablando de materias orgánicas, sus valores evolucionan por el efecto temperatura y tiempo, por lo que hay que ir analizando constantemente para posibles cambios en las proporciones de fertilizantes y demás materias.

Envasado-de-Projar Palés-de-Projar
Máquina-embalaje-Maxi-bala Maxi-bala

Una vez elaborado el sustrato, a través de una cinta pasa a la zona de envasado.  A continuación pasamos a la sala donde una hay una máquina de envasado, la cual envasa en 6 formatos diferentes, de 10l a 120l. Y cerca de ésta, otra máquina realiza el formato maxi bala, que consiste en envasar bloques de sustrato prensado dirigido a productores de volúmenes muy altos. Todo el proceso de envasado es automático para dar respuesta a la alta capacidad de producción que tienen Projar y que está creciendo de forma exponencial, diariamente salen de Projar 7 camiones diarios, unos 200 palés.

Conociendo a los trabajadores. Palmira García

Palmira-GarcíaHablamos con Palmira García, estudió ingeniería química y trabaja en Projar Almería como técnico de control de calidad desde hace casi 5 años. A Palmira le entusiasma su trabajo, así lo transmite mientras me cuenta en qué consiste. Se encarga del control de calidad de la materia prima y del producto final analizando el PH, la conductividad, densidad, absorción de agua, humedad, test de germinación, análisis de nutrientes y demás, contrastándolo con el chequeo de análisis del proveedor. Es muy importante comprobar las características de cada materia prima con las que posteriormente se van a llevar a cabo las mezclas para obtener los sustratos especializados que son demandados por los clientes. Algo así como ‘sustratos a la carta’.

Desde hace un año también está llevando a cabo el estudio de la llamada curva pf (características físicas del sustrato), proceso arduo y complejo que pocos laboratorios en España llevan a cabo. Mediante el estudio de  pequeños lechos de arena se pretende averiguar la retención de agua del sustrato. De esta forma cuanto más conozcan el comportamiento y características de sus materias primas más atención especializada podrán ofrecer al cliente, porque la tendencia en el mercado es la de una demanda cada vez más especializada.

Acerca del Autor

Ana Rubio

Fotógrafa agrícola y redactora en joseantonioarcos.es

Entradas Relacionadas

Deja un Comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *