Header-El Plantel 728×90
CABECERA BIOSUR TRIP-SOIL

El virus Nueva Delhi ataca con virulencia en Sevilla y Cádiz

CABECERA AGROLINER INTEGRATE

El conocido como Nueva Delhi, virus ToLCNDV, transmitido por mosca blanca ha sido a lo largo de los últimos años protagonista de muchos artículos de este blog relacionados con el cultivo de calabacín en Almería. Ahora el asunto es menos preocupante en los invernaderos almerienses, ya que el agricultor ha aprendido a convivir con el susodicho, además de llevar a cabo medidas preventivas y de cerramientos de la finca con suerte desigual según los casos. En fin, que ya no es el enemigo temible y desconocido de hace un par de campañas. Mejor o peor, se suelen sacar las cosechas adelante.

En cambio, según nos cuentan los lectores de otras zonas de Andalucía Occidental, el virus está acechando a los productores de calabacín de provincias como Sevilla y Cádiz. “Los tengo puestos de hace un mes y ya se me ha ido un 20% con el Nueva Delhi, y cada día veo que avanza más con el calor que está haciendo estos primeros días de septiembre”, me comentaba Francisco Javier Romero, agricultor de Sanlúcar de Barrameda (Cádiz).

Calabacín-blanco-de-Sanlúcar-de-BarramedaFrancisco Javier tiene puesto el calabacín en invernadero, pero los agricultores de aire libre de su comarca han perdido prácticamente toda la cosecha, según nos describe. Algo muy similar sucede en la vecina Sevilla, donde las producciones de calle de calabacín han sido severamente castigadas por el ToLCNDV. Me lo explicaba José Manuel Pérez, un agricultor de Los Palacios, que sembrará precisamente mañana calabacín. “En esta zona cada vez hay menos calabacín, y creo que éste será mi último año, y ya no es por el virus, sino por los precios, por los suelos en comparación con el tomate”, subrayaba.

En la sevillana zona de Los Palacios el calabacín de campo abierto ha perdido la batalla con el virus, mientras que el de invernadero tiene pérdidas de un 50%, según cuantificaba este productor sevillano.

Calendarios

Tanto en la zona de Sanlúcar (Cádiz), como en la de Los Palacios (Sevilla), pueden llegar a hacer hasta dos ciclos de calabacín, ya sea en otoño/invierno y primavera, según los casos. Por ejemplo, en Sevilla con las siembras de octubre se puede llevar el cultivo en recolección desde mediados de noviembre hasta marzo; mientras que las siembras de enero arrancan con producciones para mitad de febrero que se prolongan, según los precios, hasta mayo.

El tomate desplaza al calabacín en Los Palacios

En Sevilla se arranca un tomate y se pone otro. De enero a julio y de julio a enero. Se trabaja sobre todo en hidropónico, también con el cultivo de calabacín.

Tomate tipo beef, que según me comentaba José Manuel, agricultor de la cooperativa Virgen de Las Nieves, viene de tener buenos precios, lo que está desplazando al calabacín.

Tomate tipo beef, tomate grueso, verde ensalada, habitual en Cádiz y Sevilla

Acerca del Autor

joseantonioarcos

Licenciado en Periodismo por la Universidad de Navarra; licenciado en Ciencias Políticas y Sociología por la Complutense de Madrid, con título de experto en Unión Europea. Periodista especializado en información agrícola.

Entradas Relacionadas

Deja un Comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *