Header-El Plantel 728×90
CABECERA BIOSUR TRIP-SOIL

La revolución de la poscosecha en tomate y pimiento amplía el horizonte de la exportación

CABECERA AGROLINER INTEGRATE

Más vida útil de frutas y verduras es sinónimo de nuevas posibilidades a la comercialización de las mismas. Alargar el tiempo que los frescos pueden estar en el lineal de un supermercado supone una oportunidad para que los exportadores españoles puedan abordar nuevos mercados lejanos en los que el principal obstáculo es la propia naturaleza limitada del perecedero. Bajo estas premisas ayer se desarrollaba en la Estación Experimental de Las Palmerillas (El Ejido, Almería) una jornada en la que se presentaban distintas soluciones, como las planteadas por la empresa valenciana Citrosol o la holandesa Holland Innovations, junto a estudios de investigadores de la propia estación de la Fundación Cajamar y del CEBAS-CSIC de Murcia.

María Isabel Gil, CEBAS-CSIC; Pedro Ríos y Benito Orihuel, Citrosol; Miguel Ángel Domene, EE Las Palmerillas; y Ed Westerweele, Holland Innovations.
María Isabel Gil, CEBAS-CSIC; Pedro Ríos y Benito Orihuel, Citrosol; Miguel Ángel Domene, EE Las Palmerillas; y Ed Westerweele, Holland Innovations.

El tomate y el pimiento son los dos principales artículos del campo almeriense. Citrosol presentaba ayer los únicos productos aprobados por la Agencia Española de Consumo, Seguridad Alimentaria y Nutrición (AECOSAN) como coadyuvantes tecnológicos para el lavado higiénico de pimiento y tomate, y aprobados también para su uso en agricultura ecológica por el CAAE.

En este contexto ambas hortalizas se pueden lavar con agua, no lavar o hacerlo con los productos de Citrosol. No hay más opciones, pero según los ensayos presentados ayer – avalados por un estudio del laboratorio Labcolor de Coexphal – los mejores resultados se obtienen con los Citrocide® PC P (pimiento) y Citrocide® PLUS T (tomate) que permiten evitar con eficacias cercanas al 100% los podridos de ambas hortalizas.

Pedro Ríos, Citrosol.
Pedro Ríos, Citrosol.

Pimiento

Pedro Ríos, técnico de Citrosol, dio a conocer los óptimos resultados obtenidos tanto en pimiento california rojo como amarillo para controlar los posibles podridos, evitando cualquier contaminación cruzada que pudiera afectar a la seguridad alimentaria.

“El sistema Citrocide® PC P se está empleando con gran éxito en España. Controla eficazmente tanto infecciones de origen fúngico como aquellas pudriciones de origen bacteriano causadas por Pectobacterium carotovorum”, explicaba Pedro Ríos.

Benito Orihuel, director general de Citrosol.
Benito Orihuel, director general de Citrosol.

Tomate

Pero la gran novedad es el sistema Citrocide® PLUS T. “No lavar no es la solución”, apuntaba el director general Benito Orihuel, al tiempo que describía las ventajas del sistema de Citrosol que logra eficacias de hasta el 100% en el lavado higiénico del tomate.

En los ensayos presentados se observa cómo los porcentajes de tarrinas de tomate con podrido se incrementan con los días de transporte, y cómo no lavar no es una alternativa. “Lavar el tomate con el sistema Citrocide® PLUS T tras la recolección disminuye enormemente el podrido en destino y punto de venta”, comentaba Benito Orihuel, quien añadía que con estas nuevas soluciones poscosecha se abren nuevas posibilidades de exportación a destinos de ultramar.

Ed Westerweele, de la firma Holland Innovations.
Ed Westerweele, de la firma Holland Innovations.

Fresa, frambuesa o cereza

Por su parte, Ed Westerweele, de la firma Holland Innovations, habló de atmósferas modificadas, controladas y de cámaras de maduración para más tarde presentar el sistema PerfoTec que reduce las mermas de frutas y hortalizas a través de la microperforación en envases.

Ed Westerweele reivindicó la importancia de la poscosecha, ya que según apuntó se le presta mucha atención hoy día a cuestiones de producción y agronomía y no tanto a la vida de la fruta una vez recolectada. “Sin embargo, es fundamental que nuestras frutas y hortalizas ganen días de cara a la distribución”, dijo.

Este consultor holandés explicó que en las atmósferas controladas cuando se baja el oxígeno se reduce la maduración del fruto y cuando se sube el CO2 en el envase se reduce el desarrollo de hongos. Apuntó que cada fruta tiene unos niveles óptimos de CO2 y oxígeno que contribuyen a alargar su vida útil.

Este sistema de microperforaciones funciona con cualquier tipo de film. Westerweele puso algunos ejemplos con fresa, frambuesa, cereza o uva, aunque es aplicable a cualquier producto. También se refirió a la cadena británica Mark&Spencer que ya lo ha implementado en algunos de sus artículos como las berries.

Miguel Ángel Domene, investigador de la Estación Experimantal de la Fundación Cajamar.
Miguel Ángel Domene, investigador de la Estación Experimantal de la Fundación Cajamar.

Super Cooling System (SCS)

Durante la jornada también se presentaron otras alternativas en poscosecha, como el Super Cooling System, presentado por el investigador Miguel Ángel Domene de Las Palmerillas, quien ofreció los resultados obtenidos con este sistema en una cámara frigorífica.

Este modelo ralentiza la actividad celular de los productos frescos, desactiva la actividad microbiana sin afectar a la calidad de los alimentos, no altera ni el color ni el sabor de los mismos y, por último, tiene un reducido impacto medioambiental al emplear un bajo consumo energético.

En conclusión, durante las jornadas se puso de relieve el amplio recorrido que tiene el sector hortofrutícola si destina mayor esfuerzo, atención e incluso recursos a la poscosecha. Gracias a ella, el mercado puede ser el mundo.

Acerca del Autor

joseantonioarcos

Licenciado en Periodismo por la Universidad de Navarra; licenciado en Ciencias Políticas y Sociología por la Complutense de Madrid, con título de experto en Unión Europea. Periodista especializado en información agrícola.

Entradas Relacionadas

Deja un Comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *