PIMIENTO TARDIO DALIAS
Header-El Plantel 728×90
Header-El Plantel 728×90
CABECERA TRICHODEX BIOPROTECCION

¿Pasan los cítricos sudafricanos por los controles de los puertos españoles?

CABECERA AGROLINER INTEGRATE

En todo 2015 y hasta agosto de 2016 sólo han entrado por España 120 toneladas (t) de cítricos su­dafricanos, cuando hace una década (en 2005 y y 2006) se importaron 109.600 t. Sus envíos a la UE este año se concentran donde la inspección es más laxa, en Holanda y Rei­no Uni­­do, que aca­paran ya la mayor cuota de la historia: el 74% de las importaciones europeas

El Comité de Gestión de Cítricos (CGC), la asociación que integra a los principales ex­por­ta­dores pe­­ro también importadores del país, ha analizado la es­tra­tegia seguida por Su­dá­­frica ante la presión del sec­­tor ci­trí­co­la en su conjunto y ante las me­­di­das toma­das por la Comisión pa­ra atenuar la amenaza de en­tra­da de en­fer­me­da­des de cua­ren­­­­tena en sus envíos. Y la primera con­clusión es obvia: en lugar de centrar sus es­­fuerzos en me­jorar sus con­­­troles en cam­­po, Sudáfrica ha decidido evitar las inspecciones fitosanitarias en los puertos españoles. Efec­ti­va­men­te, después de que Bru­­­selas ordenase un veto ‘simbólico’ a las im­­por­ta­cio­nes citrícolas de aquel país a finales de 2013, cuando ya ha­bía acabado casi la campaña, las en­tra­das por los recintos españoles se han reducido a la prác­ti­ca na­da (120 to­ne­la­­das desde enero de 2015 a agosto de 2016, úl­ti­mo dato conocido, de un total de 1.106.984 t. im­por­tadas por to­da la UE en ése pe­rio­do). La negativa a acceder al viejo con­tinente por los puer­­tos más cer­­canos a los centros de con­fección -va­len­cia­nos, mur­cia­­nos y an­da­luces- contrasta con la si­­tua­ción vi­vi­da cuando en 2006 co­men­zaron los re­cha­zos por la pre­sen­­cia ma­siva en sus partidas de en­fer­­me­­da­des como la ‘man­cha negra’ (CBS) y la Cryp­toph­lebia Leu­cotreta y cuan­do España aún era la tercera vía de acceso de la UE para sus cítricos.

Lejos de reaccionar a las continuas protestas del sector español con mayores controles en origen, la es­­tra­te­gia confesa de la Citrus Growers Asociation of Sou­thern Africa (CGA) ha pasado primero por negar el problema (re­cha­zar el posible contagio de CBS a través de los frutos que por dos ve­ces, en sen­­dos informes de 2014 y 2016, confirmó la European Food Safety Authority, EFSA), cuestionar después los mé­to­dos de la ins­­pec­­ción española y fi­nal­mente huir de su control pese a encarecer con ello los costes logísticos de los envíos que acaban en nuestro país.

Los últimos cambios en la normativa comunitaria, que re­­­lajan los controles para la fruta que tenga por des­ti­no la industria de zumos, han alimentado la tendencia con­so­­­lidada por Su­dá­­­­frica en la última década consistente en re­­­mitir cada vez más porcentaje de sus envíos al Reino Unido y a Holanda. Allí se sabe que los con­tro­les fitosanitarios -al no tener pro­­­­­duc­ción citrícola- son más laxos. Estos dos países acaparan hoy el 74% de las im­por­ta­cio­nes de la UE a Sudáfrica cuando en 2006 sólo su­po­nían el 64% y cuando España, donde trabajan los inspectores más cua­li­fi­ca­dos en plagas de cítricos, im­por­taba y supervisaba en torno al 10% de las par­tidas que entraban a la UE (ahora las cifras se acercan al 0%).

Es más, otra vez para eludir los controles españoles, la CGA ha activado otras entradas ‘sa­té­li­tes’ destinadas ca­­si en exclusiva a abastecer al mercado español. Es fundamentalmente el caso de Portugal, que en la última década ha multiplicado por 24 las importaciones citrícolas sudafricanas (2.445 toneladas en 2005 y 59.000 en 2015). Por este or­den, los cítricos sudafricanos que satisfacen en verano la de­manda es­pa­ño­­la y que por tanto son susceptibles de ex­pandir las citadas enfermedades de cuarentena llegan aho­ra desde Por­tugal, Francia pero también en ocasiones pun­tuales (cuando hay picos de de­manda) desde Ho­landa -igual destinados a zumos y casi sin revisión- em­pla­za­mien­tos donde el CGC ur­ge a la CE a investigar cómo se rea­liza la inspección de los lotes. El comité, de hecho, sos­pe­cha que buena parte del mérito del des­censo en las in­ter­cep­cio­nes por motivos fitosanitarios registrado es­te año se de­be a esta es­tra­te­gia de los sudafricanos, esto es, a evitar la inspección en los puertos españoles.

Sudáfrica es el segundo mayor exportador de cítricos en fresco del mun­do y el primer proveedor no co­mu­ni­ta­rio. Sus cifras -entre 550.000 y 650.000 t. al año- son muy su­periores a las del resto de paí­ses citrícolas suminis­tra­do­­res a contraestación (en verano). El ca­so su­da­fricano, con no ser el úni­­­­­co que supone una amenaza fitosanitaria real para los cítricos europeos, sí tiene un doble agra­van­te diferencial: como de­mues­tra el informe realizado por el CGC, es la única potencia citrícola que durante la última década repite siempre como primer o segundo país tercero con más rechazos y es también la única que evita los controles es­­­­pa­ñoles, co­sa que no ocurre con Argentina, con Uru­guay o Brasil, que ex­por­­­tan ci­fras muy inferiores pero que remiten bue­na parte de sus envíos por España.

El acuer­do co­mer­cial recientemente suscrito por la UE y la Co­munidad de Es­tados de África del Sur -en tanto su­­­po­ne la ampliación hasta el 30 de noviembre de los envíos de na­ranjas con arancel reducido y la eli­minación pro­gre­­­­siva de los mismos- hará ganar en competitividad a los cítricos su­­dafricanos y proba­ble­men­te éso se traducirá en ma­­­yores tonelajes exportados. Por tal motivo y con independencia de la competencia des­leal que ésta su­po­ndrá pa­ra la citricultura española -con costes de pro­­duc­ción y de re­co­lec­ción muy superiores- el CGC alerta que tal acuer­do tam­­bién disparará ex­po­nen­cialmente la amenaza de contagio de en­­fer­me­da­des sudafricanas desconocidas en el Me­di­­­­terráneo pero tan de­vas­tadoras como la ‘man­­­­cha negra’ (un hongo que deteriora la piel de la fru­ta hasta hacer in­via­­ble su venta), la Cryp­to­ph­lebia Leucotreta (una polilla que destroza el cí­tri­co des­de la pulpa) o in­cluso el pro­pio ci­trus gree­ning en su versión africana o su insecto vector, que es la enfermedad citrícola más des­truc­tiva del pla­ne­ta. Por todo ello, en con­sonancia con el resto de re­pre­­­sentantes del sector, el CGC exige a la CE una revisión ur­gen­te y un en­du­re­ci­mien­to del pro­to­colo fi­to­sa­­ni­­­tario con Sudáfrica y el establecimiento de medidas o gestiones pa­ra in­cen­ti­var que los puer­tos españoles recu­pe­ren su actividad inspectora y se den garantías de un correcto control fi­to­sa­ni­ta­rio en los prin­cipales puertos de acceso a Europa (de Ho­landa, Reino Unido y Portugal, fundamentalmente).

citricos-exportaciones
Evolución de las importaciones de cítricos sudafricanos en la UE y según los países europeos de entrada (en t)

 

 

Acerca del Autor

Ana Rubio

Fotógrafa agrícola y redactora en joseantonioarcos.es

Entradas Relacionadas

Deja un Comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *