Top banner tomate Ibai de Syngenta
Header-El Plantel 728×90
Header-El Plantel 728×90
Cabecera sandías de Syngenta

Naturinda abre puertas al ‘modelo familiar’

CABECERA AGROLINER INTEGRATE
This is a Trial Version of Social Share & Locker Pro plugin. Please add your purchase code into Licence section to enable the Full Social Share & Locker Pro Version.

¿Se puede ser hoy día agricultor con una superficie de un par de hectáreas? ¿Se puede vivir como lo hacían nuestros abuelos con una superficie entre pequeña y media? Se puede. Es el ‘modelo familiar’ almeriense adaptándose a los nuevos tiempos. Hay dos claves para hacerlo posible: ajustar costes vía mano de obra, siendo ésta con regularidad de tipo familiar, no solo de terceros (compaginando ambas); y vendiendo bien ese producto, vía comercialización. Quizá haya más claves, pero estas dos fueron las que pudimos comprobar in situ Ana y yo hace unos días cuando acompañábamos a la empresa Naturinda en un día de trabajo por el Poniente almeriense.

A continuación un vídeo editado por Ana en el que aparecen padres e hijos, codo con codo, dentro de un invernadero. Juventud y experiencia, amor a la tierra, muchas ganas de trabajar y talento.

Tomate pera y tipo beef

Miguel Ángel Gázquez y Gema Díaz son un joven matrimonio de Santa Mª del Águila (El Ejido) que viven de su invernadero de 5.000 metros cuadrados. Hacen un doble ciclo de tomate (otoño/primavera), tipo pera y beef, trabajan los dos y comercializan con Naturinda. “¿Se puede vivir con solo media hectárea?”, le pregunto directamente a Miguel Ángel. “Sí, se puede. De hecho vivimos”, contesta el agricultor con una amplia sonrisa, mientras observaba mi reacción de sorpresa y casi de incredulidad.

Miguel-Ángel-Gázquez-y-Gema-Díaz
Gema Díaz y Miguel Ángel Gázquez

Jordi Montoro, conocido bloguero almeriense y que trabaja en Naturinda en tareas comerciales, añade lo siguiente: “Atendemos al pequeño agricultor, le damos estabilidad y seguridad. En la alhóndiga un día puede vender alto y al día siguiente bajo, nosotros le damos continuidad manteniendo una línea de precios. Es fundamental la calidad para que podamos pelear por nuestros agricultores. Con calidad de producto podemos exigir precio en destino”.

Nos acompaña también durante el recorrido por los invernaderos Rubén Valero, gerente de Naturinda. “Defendemos cada kilo”, expresa, haciendo alusión a la filosofía de esta comercializadora – asentada en el Parque Empresarial de La Mojonera – para la cual cada kilo, cada caja, cada lote y cada palé tiene valor.

Pimiento california rojo

Naturinda está creciendo en california. Rubén me explica que toman como referencia el primer precio de las principales alhóndigas, subiéndolo varios céntimos después para sus agricultores. Estos envasan directamente en campo. Así el productor conoce su propia clasificación (no se la hacen las empresas envasadoras), sino el propio agricultor, con lo cual tiene un mayor control de su género. Todo este pimiento se destina a la exportación.

Naturina
J. Francisco Valero, Jordi Montoro y Rubén Valero

RubénValero,-Jose-Francisco-Valero-y-Jordi-Montoro
Naturinda, We love vegetables

Rubén nos lleva a una explotación de su padre, José Francisco. Otro guiño a la cercanía de Naturinda con la arena del invernadero. A la defensa de pequeños y medianos agricultores se añade el conocimiento de su realidad diaria en carne propia, de lo que supone ser agricultor y del sacrificio que conlleva.

Tomate Pasadena

Ese vínculo entre producción y comercialización lo vemos también en el invernadero de José Antonio Montoro, padre de Jordi, al que visitamos en su finca de tomate Pasadena (tipo beef) en Santa Mª del Águila (El Ejido). La madre, Isabel Fernández, estaba además en la finca. Trabajando. Arrimando el hombro. ¿Es o no un ‘modelo familiar’?

Jordi-Montoro-Isabel-Fernández-y-José-Antonio-Montoro
Familia Montoro

Tomate-Pasadena
Tomate Pasadena

Creemos que es importante el vínculo que nos une a los agricultores, ya que luchamos por ellos. Por ejemplo, ahora estamos en el invernadero de tomate de esta familia. Lo que Naturinda hace aquí es defender el producto de José Antonio Montoro. Con nombre y apellidos. Y así con todos y cada uno de nuestros productores”, describe Rubén Valero.

José Antonio Montoro lleva 22 años con hidropónico. Se ha hecho especialista, sacando con un buen manejo (control de agua, conductividad, etc) el máximo rendimiento a su cultivo.

Nos marchamos. Ya de regreso al lugar en el que hemos dejado nuestro coche Rubén y Jordi nos comentan que tienen agricultores pequeños, medianos y otros más grandes, con más o menos tierra. Lo que no cambia es la manera personalizada con la que atienden a todos ellos.

Naturinda-y-el-modelo-familiar

0
Veces compartido

Acerca del Autor

Ana Rubio

Fotógrafa agrícola y redactora en joseantonioarcos.es

Entradas Relacionadas

Deja un Comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *