TOP BANNER EL PLANTEL SEMILLEROS
HEADER Zeraim y Syngenta 2018 728X90
HEADER Zeraim y Syngenta 2018 728X90
Cabecera BASF

Levante en estado puro: Vinaroz, Peñíscola, Castellón y Burriana

Simposio agricultura 728X90

Dejando atrás el Delta del Ebro dirección sur el primer municipio de la Comunidad Valenciana es Vinaroz, capital de la comarca del Bajo Maestrazgo. Estamos en Castellón, una provincia cuya costa en verano se llena de todo tipo de turistas, aunque habida cuenta de lo que Ana y yo hemos visto el dominante en Vinaroz es el nacional, incluso de tipo familiar. En el resto de localidades vecinas el turista internacional gana protagonismo, sobre todo en Peñíscola, aunque son muchos en cualquier caso los españoles que viajan a esta costa levantina seducidos por sus playas y su gastronomía.

En Vinaroz, Castellón, Valencia.
En Vinaroz.

Apenas quedan  unos días para cambiar de estación. Así que hemos querido compartir con vosotros una breve estancia de varios días en esta zona mediterránea que hemos recorrido en la segunda mitad de este verano al que estamos a punto de decir adiós.

Playas de Vinaroz.
Playas de Vinaroz.

Paella marinera.
Paella marinera.

Calamares en salsa.
Calamares en salsa.

Vinaroz es recomendable para el viajero que quiera disfrutar del sol y playa, pero con cierta tranquilidad. Es la antítesis de Peníscola, donde el sol y playa está bañado por una incesante actividad y un bullicio que responde a otro perfil de viajeros. En Vinaroz se come muy bien, a precios muy asequibles, y se puede disfrutar de unas playas limpias con aguas de color turquesa. Bañarse en ellas es como sentir un continuo masaje en la piel, suave y apenas salino.

Peníscola.
Peníscola.

Similar es la vecina Benicarló que está casi unida a Peñíscola. Ésta es una población que hay que visitar, sí o sí. En Navidad Peñíscola es un pueblo tranquilo de la costa norte de Castellón, pero en verano multiplica por varios dígitos su población y se transforma en un intenso polo turístico.

La silueta más famosa de Peñíscola es la de su castillo templario rodeado de las murallas que mandó construir Felipe II y que protegen este espacio de cuento. Calles escarpadas sobre un gran peñón que animan a la imaginación de cualquier contador de historias, sobre todo, porque fueron los templarios quienes construyeron este castillo, una obra románica sobre restos de la antigua alcazaba árabe entre 1294 y 1307. Además se convirtió en la sede del Papá Benedicto XIII de Aviñón, el llamado Papa Luna.

Concatedral de Castellón en su Plaza Mayor.
Concatedral de Castellón en su Plaza Mayor.

Estas tres localidades pertenecen a la comarca del Bajo Maestrazgo, pero nuestro periplo castellonense nos llevó también a su capital, Castellón de la Plana, en la comarca de la Plana Alta. Como nos ocurre siempre en cualquier visita a una capital de provincia, a Ana y a mí nos gusta pisar su centro urbano, que unas veces posee casco antiguo y otras veces no. En Castellón buscando vestigios de su pasado cruzamos sus tres grandes plazas, la Puerta del Sol (el equivalente al centro físico de la ciudad), la Plaza de la Paz y la Plaza Mayor, a la que corresponden varias imágenes por tratarse del punto más importante en cuanto a monumentos se refiere: una gran fuente central; la Casa Consistorial; la torre-campanario El Fadrí; la Concatedral de Santa María la Mayor; o el Mercado Central, levantado en la década de los 40 del siglo pasado.

Concatedral de Castellón en su Plaza Mayor.
Plaza de Santa Clara.

Mercado Central de Castellón.
Mercado Central.

Pero más allá de estos monumentos la atención está también en los grandes murales que dan colorido y contenido a los edificios más altos, grandes fachadas traseras y laterales que logran un punto de color y de modernidad gracias a la apuesta por esta estética que hace más luminosa esta ciudad mediterránea. Luego antes de marchar algún café en alguna de sus calles peatonales. Recomendable.

Torre-campanario El Fadrí. Castellón
Torre-campanario El Fadrí.

En todo este recorrido hemos omitido hasta ahora la horchata, líquida o granizada con un toque de limón, y la leche merengada. Se puede disfrutar de ellas en cualquier localidad, endulzando el paladar y el estado de ánimo. En una playa de Burriana, ya en la comarca de la Plana Baja, pudimos deleitarnos con la última horchata del viaje.

Burriana es ya una zona más rural y menos turística. Rodeada por fincas agrícolas está preñada por la agricultura más conocida de esta tierra: la citrícola.

La próxima parada será ya en la provincia de Valencia. Os hablaremos de Sagunto y de su castillo y teatro romano.

La Tasca Indalo, en pleno centro de Castellón. Un guiño a la cultura de tapas de Almería.
La Tasca Indalo, en pleno centro de Castellón. Un guiño a la cultura de tapas de Almería.

Acerca del Autor

joseantonioarcos

Licenciado en Periodismo por la Universidad de Navarra; licenciado en Ciencias Políticas y Sociología por la Complutense de Madrid, con título de experto en Unión Europea. Periodista especializado en información agrícola.

Entradas Relacionadas

Deja un Comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *