TOP BANNER EL PLANTEL SEMILLEROS
HEADER Zeraim y Syngenta 2018 728X90
HEADER Zeraim y Syngenta 2018 728X90
Ramiro Arnedo cabecera

Bajo el primer invernadero de mango

FRONTPAGE-DIVISOR 8- logo-728×90

En Málaga. En la bellísima comarca de la Axarquía nos recibieron padre e hijo, Enrique y Gabriel Ramos, que nos atendieron con especial amabilidad y hospitalidad. En su finca, situada muy cerca del centro investigador de La Mayora y en el municipio de Vélez-Málaga, pasamos toda una mañana. Recorrimos en coche y a pie buena parte de las 22 hectáreas de cultivos, repartidos entre aguacates y mangos.

Gabriel Ramos. A sus espaldas una bella vista del litoral de Vélez-Málaga.
Gabriel Ramos. A sus espaldas una bella vista del litoral de Vélez-Málaga.

Esta familia malagueña fue en su día pionera en la introducción del mango bajo plástico. Corría el año 2003. Las imágenes de su producción invernada corresponden a esa misma primera explotación. Hoy día, nos contaban, ya se ha generalizado el cultivo de mango en invernadero por toda la comarca. Pero ojo, no se trata de que se construyan invernaderos para producir mangos, sino que el fenómeno es de reconversión, se traslada la producción de hortícolas a la de mangos. Los invernaderos ya estaban hechos, pero se sustituye el tomate o el pimiento, por poner un ejemplo, por el mango Osteen, que es la variedad más extendida.

No es extrapolable esta opción a la de Almería, y es una opinión personal. En Almería los cultivos son intensivos y el agricultor tiene que recolectar frutos buena parte del año para poder rentabilizar su sistema productivo. Por eso, a priori no creo que sea una opción sustituir pepinos o berenjenas por mangos en el modelo almeriense. Insisto que es mi opinión después de conocer la ventana reducida de producción que tiene un mango, sobre mes y medio.

Mangos en invernadero.
Mangos en invernadero.

Vayamos por partes. El  mango en invernadero tiene ventaja sobre su producción al aire libre. Precocidad, se adelanta un mes la recolección y los frutos son de mejor peso. Se empieza a recoger a finales de julio llegando hasta principios de septiembre. Estaríamos hablando de la variedad más extendida, la antes mencionada Osteen.

Pero hay más ventajas. Mientras que en la calle hay tres años de producción buenos y uno malo, en cultivo protegido hay mayor uniformidad de cosechas y no se observa esa caída de un año malo que se produce a cielo abierto. Los rendimientos también son superiores: si aproximadamente al aire libre son unas 25 toneladas por hectárea, se incrementaría a unas 32 bajo plástico. Y por supuesto, y lo que es una obviedad, mayor protección frente a plagas y enfermedades. Menos oídio y menos problemas de bacteriosis. En la actualidad habría en Málaga unas 80 hectáreas de mangos en invernadero.

La familia Ramos. Gabriel y Enrique, de izquierda a derecha.
La familia Ramos. Gabriel y Enrique, de izquierda a derecha.

La producción de la familia Ramos es en ecológico. Comercializan en Trops, una referencia en el sector de los tropicales.

En su finca tienen distintas variedades. Nos explicaron que Osteen es la más conocida y la que más se pone porque es productiva y bastante resistente a ataques de enfermedades. Una especie de todoterreo. Pero hay otras, como Kent, que viene a ser una variedad gourmet, muy apreciada por los paladares exquisitos. También está la variedad Keitt, la más tardía, desde principios de octubre hasta mediados de noviembre.

Y un par de apuntes sobre mercados en destino. En París se paga el kilo de los mejores mangos a 15 euros, y en Suiza por ejemplo una pieza de mango de calidad premium puede rondar un precio de 7 euros.

Mangos en Málaga. Mangos en Málaga.

Cultivos tropicales en la Axarquía de Málaga.

El agua y el aguacate

Quiero acabar con una reflexión sobre el otro gran cultivo de la comarca, el aguacate, que posiblemente sea aún más interesante que el mango en cuanto a rentabilidades, pero que se enfrenta a un desafío que compromete su crecimiento futuro: el agua.

La demanda hídrica de un aguacate es muy superior a la de un mango. Así que las futuras producciones que jalonen el campo malagueño previsiblemente no serán de nuevos aguacates, sino de mangos o de otros tropicales, aunque no hay muchas opciones, ya que el níspero prácticamente ha desaparecido.

Actualmente la comarca pasa por una situación límite a cuanto a regadíos, una vez que el embalse de La Viñuela, fuente principal de las aguas, ha priorizado el abastecimiento a la población frente al uso agrícola. Así que la preocupación para los regantes es máxima, lo que viene a reflejar una vez más que el mayor problema del campo español en la actualidad es el del agua.

El grueso de la producción de aguacate se concentra tres meses, entre febrero y finales de abril.

Aguacates de la variedad Hass.
Aguacates de la variedad Hass.

Acerca del Autor

joseantonioarcos

Licenciado en Periodismo por la Universidad de Navarra; licenciado en Ciencias Políticas y Sociología por la Complutense de Madrid, con título de experto en Unión Europea. Periodista especializado en información agrícola.

Entradas Relacionadas

1 Comment

Deja un Comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *