CABECERA AGROLINER INTEGRATE
Header-El Plantel 728×90
Header-El Plantel 728×90
Cabecera Trichodex

Badajoz también cultiva pimiento y berenjena para industria

FRONTPAGE-DIVISOR 8- logo-728×90

Segunda jornada de nuestro periplo por Extremadura. Hoy hemos quedado con Francisco Villafaina, un productor que hace más de un lustro fue de los pioneros en cultivar pimiento, berenjena y calabacín no para fresco, sino para industria. Aunque también es productor de tomate para concentrado, su singularidad está en los otros hortícolas referidos que son recolectados a mano y no con máquina, como ocurre con el tomate.

Finca de berenjena de industria en Badajoz.
Finca de berenjena de industria en Badajoz.

Berenjenas

Por el camino a sus fincas, las tiene repartidas por la comarca de Vegas Bajas, vemos nogales (en auge), también arrozales y ciruelos, pero la fruta de hueso la aparto para mañana publicar sobre ella. Así que arrancaré por la berenjena, que ya ha empezado a recolectarla y que previsiblemente se agotará a últimos de octubre cuando las heladas den por concluido el cultivo.

Paco Villafaina me muestra dos variedades de berenjena, una de ellas precomercial, y me comenta que con la fábrica tiene un contrato de 75.000 kilos por hectárea. Este agricultor produce 4,5 hectáreas de este hortícola. Pocos días antes de nuestra visita había finalizado en otra explotación el cultivo de calabacín, 300.000 kilos totales que también han ido para industria.

Son pocos los productores que se embarcan en este otro tipo de hortícolas que se tienen que recolectar a mano y que suponen mayores costes de producción. En la comarca lo habitual es el tomate de industria, totalmente mecanizado y en el que la máquina se encarga de recoger el producto sin necesidad de sobrecostes laborales.

Berenjenas para industria en Extremadura.

Por la zona se calculan unas 100 hectáreas de este tipo de berenjena, unas 120 hectáreas de calabacín, unas 240 hectáreas de pimiento y unas 50 hectáreas de cherry. Hortícolas que se transforman en alimentos asados, fritos y en menor medida congelados. La berenjena que observamos en las imágenes, por ejemplo, se asará.

Pimientos

A continuación marchamos al pimiento. Le pregunto y me comenta que la variedad es de HM Clause. La parcela está trasplantada del 16 de mayo, pero lo habitual es hacerlo hacia el 20 de abril; sin embargo, este año ha sido atípico por la meteorología y las lluvias de primavera han empujado a un retraso generalizado de todos los cultivos.

Con el bueno de Francisco Villafaina. Pimiento para industria en Badajoz.
Con el bueno de Francisco Villafaina.
Pimientos para industria en Badajoz.
Explotación de pimiento para industria en las Vegas Bajas del Guadiana.

La recolección dura mes y medio. Este productor extremeño calcula que empezará a recoger estos pimientos a primeros de septiembre y que llegará hasta mediados de octubre, si la meteorología lo respeta. En este caso el agua no es un aliado, sino todo lo contrario. Que no llueva.

Villafaina tiene en producción 11 hectáreas de pimiento, rojo y amarillo. En tomate 10 hectáreas y en calabacín, ya acabado, 5 hectáreas. Lo acompañamos toda la mañana de una finca a otra porque tiene que regar a diario para mantener la humedad. Durante los trayectos nos va contando más y más hasta que Ana y yo empezamos a asimilar muchos de los conceptos que nuestro interlocutor nos describe. Por ejemplo, al pasar por unos arrozales nos explica que en esta comarca de Vegas Bajas los hay en menor medida que en la vecina Vegas Altas donde están más extendidos. Hay que esperar hasta octubre para que pase la máquina recogiendo este arroz.

Campos de arroz en las Vegas Bajas.
Campos de arroz en las Vegas Bajas.

Tomates

Por supuesto no puede faltar el tomate. Mientras que los otros hortícolas mencionados van para la fábrica de Monliz, en cambio el tomate de industria de Vegas Bajas tiene como destino la fábrica de Conesa, de origen extremeño y que se ha convertido en una de las mayores fábricas de tomate concentrado de todo el planeta. No en vano tiene presencia en otros continentes como Asia (China) y América (Estados Unidos). Conesa también opera en Sevilla y en la vecina Portugal.

Finca de tomate de industria en siembra a principios de junio.
Finca de tomate de industria en siembra a principios de junio.

Con Paco Villafaina recorremos dos fincas, la primera de ellas puesta del 2 de junio, lo que no es frecuente. La primavera inestable ha conducido a atrasar mucho los cultivos, como ya he comentado anteriormente. Un tomate que va a 120 días, así que haciendo cuentas, se recolectará a primeros de septiembre. “Las plantaciones de tomates más precoces van a finales de marzo, principios de abril, pero este año todo ha cambiado y se ha retrasado”, explica el agricultor pacense, “en un año normal las fábricas abren para mitad de julio y cierran para el 10 de septiembre, pero este año han abierto el 6 de agosto y seguirán hasta el 25 de septiembre, aproximadamente”.

Francisco Villafaina en una de sus parcelas de tomate de industria.
Francisco Villafaina en una de sus parcelas de tomate de industria.

Más tarde Villafaina nos lleva hasta otra plantación de tomate pera algo más temprana que la anterior. Arrancará su recolección a últimos de agosto.

De la cooperativa de Mataquinteros en miembro Paco Villafaina. Alrededor de 700 socios, me comenta de cabeza que puede haber. Esta cooperativa y otras dos más de esta zona de Badajoz integran la OPFH Phenix que es la que vende a Conesa.

Tomate de industria en Extremadura.

Acerca del Autor

joseantonioarcos

Licenciado en Periodismo por la Universidad de Navarra; licenciado en Ciencias Políticas y Sociología por la Complutense de Madrid, con título de experto en Unión Europea. Periodista especializado en información agrícola.

Entradas Relacionadas

Deja un Comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *