CABECERA AGROLINER INTEGRATE
Header-El Plantel 728×90
Header-El Plantel 728×90
Cabecera Trichodex

Adiós a Serbia, entre viñedos. Srbija, zbogom

FRONTPAGE-DIVISOR 8- logo-728×90

Último capítulo de nuestro viaje a Serbia, corazón de la antigua Yugoslavia. La parada final la hemos realizado al sur de Novi Sad, en la provincia de Vojvodina y en el distrito de Srem, no muy lejos de la frontera con Croacia. Vellsam nos conduce hasta un complejo agroturístico, que aúna visitas a la bodega y gastronomía autóctona con producción de manzanas y uva para vinificación.

Agrónoma entre viñedos en Serbia. Vellsam en Serbia.
Bodegas de vino en Serbia. Bodegas de vino en Serbia.

Entre viñedos

La comarca, por climatología y suelos, es benigna para la vid. Así nos lo corroboran varios técnicos de la finca, Žarko Milutinović y Boris Bosnjak, que trabajan entre viñedos y manzanos.

La superficie de vides se sitúa en las 16 hectáreas, a partes iguales entre uvas tintas y blancas, incluyendo algunas variedades locales como las tres hectáreas de Probus, una uva seleccionada por la Universidad de Novi Sad y que rinde interesantes caldos que tuvimos ocasión de apreciar en la cena de despedida.

Incluso en la bodega nos mostrarían algunos vinos galardonados con importantes premios nacionales. No en vano, además del consumo nacional, se exporta vino serbio a Holanda, Rusia y China.

Equipo de Vellsam entre viñedos en Serbia. Viñedos en Serbia.
Žarko Milutinović y Boris Bosnjak.
Žarko Milutinović y Boris Bosnjak.

Entre manzanos

La zona dedicada a la manzana comprende una superficie aún mayor, en torno a las 100 hectáreas, destacando Gala, con un 30% del total; Golden Delicious, con un 20%; y porcentajes menores de Red Delicious, Fuji y Jonaprince.

A nivel agronómico nos describen algunos programas con herramientas de Vellsam, como los bioestimulantes para evitar la caída de frutos.

Vellsam, manzanas, Serbia. Vellsam, manzanas, Serbia.

Žarko y Boris nos comentan que en los próximos años se plantarán 70 nuevas hectáreas de manzanos ante la demanda y buenas expectativas de los mercados internacionales. A Rusia exportan el 70%, otro 10% a Inglaterra, 10% también a países escandinavos y similar porcentaje a los Emiratos Árabes (Dubai). En el futuro se plantean hacerlo a China e India.

Tengo interés en conocer su competencia y me refieren principalmente Polonia, incluso Rusia que es demandante y consumidor de manzanas serbias, aunque ya ha comenzado a producir sus propios frutales.

Vellsam, manzanas, Serbia.

El agro en los Balcanes

Decimos adiós a una experiencia única que nos ha permitido escrutar la histórica región de los Balcanes y conocer su agro, casi siempre desconocido. A grandes rasgos y para finalizar dejaré unas pocas pinceladas de la actividad agrícola de aquellos países que un día conformaron Yugoslavia y que hoy se erigen como Estados independientes.

Serbia es un jugoso mosaico de agros, desde el maíz pasando por la patata y la zanahoria continuando por los hortícolas al aire libre hasta llegar a los frutales y las vides, como hemos descrito en las publicaciones de estos días atrás. Pero hay más.

En los últimos años en Serbia ha habido un ascenso de las berries, sobre todo frambuesa, pero también fresa y arándano. Junto a la fruta de pepita – la referida manzana – son además notables sus producciones en el sur de fruta de hueso, como melocotón, ciruela, albaricoque y cereza.

Vellsam, manzanas, Serbia. Vellsam, manzanas, Serbia.

Vellsam, manzanas, Serbia.

La principal brásica en Serbia es la col, minoritaria es la coliflor y el brócoli. Y los campos de cereal, como en todo el continente, perfilan gran parte del paisaje; ahí están el girasol y la soja, el trigo o la remolacha azucarera.

En el vecino Montenegro destaca el melocotón, la uva – tanto de mesa como de vinificación -, la patata y la coliflor. En Croacia son ricos los campos de maíz, trigo y patata, que se conjugan con otras producciones como el olivar, la mandarina o la uva.

Bosnia-Herzegovina produce maíz, trigo, patata, uva y manzana, entre otros cultivos. Junto a todo lo anterior (uva, cereal o fruta de pepita), en Macedonia además hay invernaderos de hortalizas, del mismo modo que los hay en el sur de Serbia. Una excusa perfecta son esos invernaderos para volver a este fascinante rincón de Europa del Este.

Adiós a Serbia, entre viñedos. Srbija, zbogom

Acerca del Autor

joseantonioarcos

Licenciado en Periodismo por la Universidad de Navarra; licenciado en Ciencias Políticas y Sociología por la Complutense de Madrid, con título de experto en Unión Europea. Periodista especializado en información agrícola.

Entradas Relacionadas

Deja un Comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *