PIMIENTO TARDIO DALIAS
Header-El Plantel 728×90
Header-El Plantel 728×90
CABECERA TRICHODEX BIOPROTECCION

Conectados y digitalizados: hacia la agricultura 4.0

CABECERA AGROLINER INTEGRATE

Por José Manuel Guerra, biólogo.- Hace unos días que he estado en Córdoba, asistiendo a la Feria Fimart Smart rural.

Durante los últimos años, las explotaciones agrícolas han evolucionado hacia una gestión cada vez más profesional, sobre todo en el caso de cultivos con mayor rentabilidad económica, que se ha basado, en gran parte, en la disponibilidad de información fiable sobre los principales aspectos que condicionan el cultivo: climatología, características físicas y químicas de los suelos, necesidades hídricas de los cultivos, estado vegetativo del cultivo, presencia de plagas, rendimientos, etc.

Para ello, ha sido fundamental la utilización de tecnologías capaces de registrar dicha información, mediante la implementación de sensores embarcados en máquinas que se desplazan sobre la parcela, ubicados en el cultivo, en el suelo o en vehículos aéreos y satélites. Todo ello con el apoyo de sistemas de geolocalización (GPS) para poder asociar la información de los sensores a una zona determinada de la parcela.

A nivel tecnológico, la disponibilidad de información puntual sobre los parámetros del cultivo ha permitido el desarrollo de la agricultura de precisión que consiste en poder manejar de forma diferenciada zonas o áreas de una parcela agrícola aplicando insumos (riego, fertilizantes, fitosanitarios, etc.) con dosis variables en función de las necesidades del cultivo.

La implementación de dicha técnica se apoya en dos pilares: a) prescripciones georreferenciadas de dosis a aplicar basadas en la información aportada por los sensores; b) máquinas agrícolas capaces de aplicar dosis variables de insumos.

La feria ha consistido en una exposición de novedades en los stands de varias empresas y la comunicación oral de comunicaciones y mesas redondas sobre innovaciones en tecnología agrícola.

Entre las comunicaciones presentadas en esta edición de la feria me gustaría destacar algunas, como por ejemplo la que se dedicó a la tecnología de trampas inteligentes para monitoreo de plagas, donde se expuso una técnica de análisis del espectro sonoro de un insecto para identificarlo y así enviar un resultado sencillo y escueto como el nombre del insecto al ordenador o al sistema de recolección de datos de manera que la toma de decisiones sea muy rápida. Este sistema, al no utilizar archivos de gran tamaño como suelen ser los de imágenes, permite también que la trampa inteligente pueda estar en pleno campo y contar con el mínimo apoyo de infraestructuras de energía y conexión para llevar a cabo su tarea.

Pienso que es interesante señalar que por comparación con la edición de la feria del año pasado, en esta edición el número de empresas dedicadas a los vuelos con drones agrícolas y su posterior análisis de las cosechas, se ha visto multiplicado por tres. Esto puede ser una señal de que dicha tecnología de monitorización de los cultivos y la ayuda en la toma de decisiones en cuanto a las tareas a realizar, se ha afianzado en nuestra cultura agrícola aunque es de suponer que estas tecnologías continuarán mejorando en distintos aspectos puntuales.

José Manuel Guerra

Biologo.

Acerca del Autor

Ana Rubio

Fotógrafa agrícola y redactora en joseantonioarcos.es

Entradas Relacionadas

Deja un Comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *