CABECERA AGROLINER INTEGRATE
Header-El Plantel 728×90
Header-El Plantel 728×90
Cabecera Trichodex

Urban farming in Berlín

FRONTPAGE-DIVISOR 8- logo-728×90

Segundo capítulo de nuestro viaje a la capital germana de la mano de Love My Salad! Tras la visita al Retail Center de Rijk Zwaan, relatado en el anterior post, el grupo de blogger e influencers de distintos países europeos subíamos a un bus que nos conducía por la ciudad hasta el barrio en el que hace unos años se inició el llamado movimiento “urban farming”. De hecho estuvimos en el edificio cuna de esta corriente, que es el que Ana ha dejado estampado con sus instantáneas.

Ana Rubio en Berlín.

Infarm es el nombre de este espacio tan sui géneris que conjuga un modo de vida urbanita, en los bajos de un gran edificio, con una peculiar mirada al exterior acercando la producción de alimentos a un entorno de ciudad. Un lema que el visitante encuentra en este lugar y que resume muy bien el espíritu que se persigue es el siguiente (ya traducido): “Nosotros somos los nuevos productores y la ciudad es nuestra granja”.

INFARM, Berlín. Urban farming.

 

Pero, ¿qué se produce en un espacio como el Infarm? ¿Tomates, pimientos o berenjenas? No, al menos de momento no. Lo que se cultiva en hidropónico son sobre todo aromáticas y algunos tipos de lechuga Salanova, lo cual no es poco. Pequeñas hojitas que llenan las ensaladas.

Urban farming in Berlín, Rijk Zwaan, Love My Salad. Urban farming in Berlín, Rijk Zwaan, Love My Salad.

El “urban farming” en Berlín aspira a sembrar la ciudad de locales como el Infarm, interconectando edificios en una suerte de red de granjas urbanas. Según sus promotores es un futuro imparable que se irá extendiendo por otras ciudades europeas. Ya hay locales similares en ciudades como La Haya, aunque en el caso de la ciudad holandesa la granja urbana se sitúa en la azotea.

Urban farming in Berlín, Rijk Zwaan, Love My Salad. Urban farming in Berlín, Rijk Zwaan, Love My Salad.

Ya sea o no una revolución, como denominaron en la presentación a la que asistimos, las “urban farming” enfatizan como cualidades su proximidad (cien por cien local), entroncando así con la huella de carbono; y el no uso de pesticidas, entroncando así con vegetales libres de residuos.

Urban farming in Berlín, Rijk Zwaan, Love My Salad. Urban farming in Berlín, Rijk Zwaan, Love My Salad.

Otros atributos defendidos por los responsables del Infarm berlinés se vinculan al sabor y a cualidades nutricionales; aunque ambas afirmaciones pueden ser más o menos cuestionables y susceptibles de objeto de debate. También se habla de un ahorro de agua del 95% y de fertilizantes del 75% en un cultivo hiper-intensivo (elevada productividad). En cualquier caso, este movimiento responde a un nuevo acomodo del “ser urbanita” con su contexto vital. Un deseo de mantener fuertes lazos con la vida urbana – ahí está la implementación de nuevas tecnologías que se observa en la traslación de la ‘agricultura de precisión’ a estos pequeños espacios – tendiendo puentes con ese otro mundo rural originario de los alimentos. Ya sea fruto de una redefinición filosófica, de una tendencia global, de un nuevo marketing social o de un mosaico heterogéneo de éstos y otros elementos, lo cierto es que entre los consumidores la producción de alimentos es hoy día un asunto abonado a que proliferen todo tipo de proyectos e iniciativas que respondan a dicha inquietud e interés.

Urban farming in Berlín, Rijk Zwaan, Love My Salad.

Además, hay argumentos para pensar que no se trata de un movimiento pasajero, ya que hay supermercados, como Edeka, que han contratado programas con los actores de este “urban farming”. En Berlín en tiendas de esta cadena hay ubicados pequeños espacios destinados a la producción de hierbas aromáticas y hojas.

Pongamos atención a cómo evoluciona esta corriente.

Urban farming in Berlín, Rijk Zwaan, Love My Salad. Urban farming in Berlín, Rijk Zwaan, Love My Salad.

Urban farming in Berlín, Rijk Zwaan, Love My Salad.

Acerca del Autor

joseantonioarcos

Licenciado en Periodismo por la Universidad de Navarra; licenciado en Ciencias Políticas y Sociología por la Complutense de Madrid, con título de experto en Unión Europea. Periodista especializado en información agrícola.

Entradas Relacionadas

Deja un Comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *