CABECERA AGROLINER INTEGRATE
Header-El Plantel 728×90
Header-El Plantel 728×90
Cabecera Trichodex

Los desafíos de la tecnología en la agricultura

FRONTPAGE-DIVISOR 8- logo-728×90

Oportunidades, pero también retos y desafíos. La digitalización del sector agrario – una realidad en la que no hay marcha atrás como tampoco la hubo en otras revoluciones en la historia que supusieron un cambio de paradigma – supondrá un salto cualitativo hacia adelante si el agricultor es protagonista de la misma y no queda relegado a un segundo plano. La guía de la que hablábamos en un post anterior, elaborada por la COAG en colaboración con el MAPA (Ministerio de Agricultura), reflexiona sobre el momento presente, crucial para poder abrazar la ‘agricultura de precisión’ y no morir en el intento.

 

 

La guía (pinchar en este enlace para descargarla) da claves para que el modelo familiar agrícola esté en el epicentro de esa transformación digital. Además “deberá hacer frente a los procesos de integración de la cadena alimentaria y la implantación de macroexplotaciones en manos de grupos de inversión que representan un modelo ajeno al social y profesional, lo que amenaza la continuidad de la explotación agraria profesional independiente”, detalla esta primera guía española sobre digitalización impulsada por la COAG.

Retos ante los que los pequeños y medianos productores han de estar prevenidos y preparados. La publicación advierte que “no se espera que el proceso de transformación digital en el sector agrario tenga efectos apreciables en los próximos dos o tres años, pero a partir de diez años sus consecuencias serán muy profundas y sin duda van a afectar a la productividad y la calidad de los productos de las explotaciones, a los costes de producción y también a otras variables del proceso de producción como es el impacto ambiental”.

Quizá el primer reto se llama ‘brecha digital’ (acceso) en el medio rural, cómo evitarla o minimizarla porque para que la mencionada transformación digital sea una realidad posible es necesario que no haya deficiencias en el acceso a Internet ni coberturas insuficientes.

Campogest. Agricultura de precisión. Big Data.

A partir de ahí vienen el resto de desafíos, entre los cuales está la percepción del agricultor de entender la inversión en tecnología como un gasto y no como una inversión con retorno real. He aquí necesaria una labor pedagógica por parte de los defensores de las nuevas tecnologías para explicar que esas mejoras – ya sea con sensores de riego, abonado, sistemas de climatización, drones y un largo etcétera – suponen ahorro de costes y de insumos por un lado y por el otro un aumento de la productividad y de las calidades de los frutos, lo que se traduce en más tonelaje productivo y de mejor calidad.

También es reseñable la edad del productor, siendo el de mayor edad más reacio a la apuesta por la ‘agricultura de precisión’ y a sus distintas manifestaciones. “Otros obstáculos están relacionados con los datos en sí, ya que el agricultor no suele disponer de un histórico o sus datos no son representativos y la falta de confianza respecto al uso de los datos o los problemas de interoperabilidad entre las diversas soluciones que existen en el mercado. Por último, la escasez de personal cualificado y asesoramiento, o la falta de formación adecuada también son relevantes”, profundiza la guía titulada ‘La transformación digital del sector agrario’.

Agricultura de precisión en Almería.

 

Por otro lado, también surgen las siguientes preocupaciones, según detalla la COAG en la guía: riesgo de dependencia de otros operadores de la cadena, incremento de monocultivos, posible concentración y manipulación de datos, incluida la dependencia de los agricultores de proveedores de alta tecnología, amenazas contra la sostenibilidad de pequeñas explotaciones independientes, control y prácticas desleales, la cosificación del agricultor como fuente de datos para propósitos fuera de su interés, pérdida de autonomía y control por parte de los agricultores sobre su proceso de producción, desigualdad en el acceso de la tecnología y entre los mismos agricultores, amenazas a la privacidad y en definitiva, pérdida de control del agricultor sobre las decisiones más relevantes que conforman la actividad agraria.

Sin lugar a dudas son retos y desafíos de gran envergadura. La solución pasa por una colaboración en los diferentes niveles de la cadena, tanto a nivel horizontal como vertical: “Las explotaciones agrarias, por una parte, necesitan colaborar entre ellas de forma horizontal en la fase de producción y agregar sus datos para desarrollar aplicaciones basadas en macrodatos agronómicos, combinando el conocimiento generado a lo largo de los años por diferentes agricultores y ganaderos, identificando las mejores prácticas y estableciendo prescripciones detalladas en tiempo real”.

Agricultura de precisión. Agricultura de precisión.

Y por otra parte, los agricultores están abocados a colaborar con el resto de agentes de la cadena agroalimentaria de forma vertical -proveedores de bienes y servicios y clientes- para intercambiar datos que permitan una mejor orientación al cliente, la optimización de procesos complejos, la innovación y la mejora de la productividadEl intercambio de datos entre los distintos eslabones de la cadena agroalimentaria generará un valor añadido que debe repartirse entre ellos de forma equitativa. Para ello y para evitar posiciones de dominio dentro de la cadena agroalimentaria, es necesario avanzar en el establecimiento de determinadas regulaciones (incluyendo autorregulación) que impidan que los eslabones más débiles (como los agricultores) queden en una posición de indefensión”.

Ejemplo de dicha regulación es el código de conducta (CdC) de la Unión Europea, presentado este pasado mes de abril, sobre el intercambio de datos agrícolas, donde se establecen una serie de principios generales para el intercambio de datos desde las explotaciones agrarias a los productos agrícolas, dentro de la cadena agroalimentaria.

Más información en la guía (enlace descargable).logotipos COAG Ministerio de Agricultura

Acerca del Autor

joseantonioarcos

Licenciado en Periodismo por la Universidad de Navarra; licenciado en Ciencias Políticas y Sociología por la Complutense de Madrid, con título de experto en Unión Europea. Periodista especializado en información agrícola.

Entradas Relacionadas

Deja un Comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *