TOP BANNER VILMORIN
Header-El Plantel 728×90
Header-El Plantel 728×90
CABECERA Pepinos Syngenta

Tomates kileros en zonas frías de Níjar

CABECERA AGROLINER INTEGRATE

Hazera celebraba ayer en el municipio de Níjar una jornada de campo para comprobar el comportamiento de su variedad tipo rama, Sotomayor, en zonas frías de esta comarca almeriense. Si el pasado año Hazera desarrollaba un evento similar en invernaderos nijareños con una climatología más benigna, esta campaña ha querido trasladar la jornada a fincas más complicadas, sobre todo con temperaturas mínimas más bajas, para comprobar así la buena adaptación de este tomate a diferentes condiciones de cultivo.

Adela Garrido y su marido Jesús Martín con su hijo José. Agricultores almerienses.
Adela Garrido y su marido Jesús Martín con su hijo José. Agricultores almerienses.
Isabel Rodríguez, técnica de desarrollo de Hazera.
Isabel Rodríguez, coordinadora de ensayos en Hazera.

El primero de los invernaderos visitados se asentaba en el paraje de La Pared, trasplantado sin injertar el 10 de agosto y con una primera recolección el 12 de octubre. Hasta el momento el agricultor le lleva 4 kilos, el metro. Anabel Pérez, técnica comercial de Hazera en el Levante de Almería, destacaba “la buena piel de este tomate frente al microcracking, el rajado y los manchados”.

Jornada de tomate de Hazera en Níjar.Tomate Sotomayor de Hazera.

Tomate Sotomayor es una variedad de planta equilibrada y bien regulada indicada para ciclos cortos de producción. Un tomate que es precoz y que mantiene en todos los frutos del ramo un calibre G uniforme, un calibre gordo que es el que demanda el mercado.

Entrenudos cortos. “Esto lo miramos mucho los agricultores, que un ramo se junte con el otro y que se pueda llegar al alambre con 8/9 ramos para que sea así productivo”, enfatizaba el agricultor Juan Rodríguez.

Agricultor Juan Rodríguez.
Agricultor Juan Rodríguez.
Maki y Mª Nieves, técnicas de Megasa, con Anabel Pérez, Hazera.
Maki y Mª Nieves, técnicas de Megasa, con Anabel Pérez, Hazera.

La segunda finca que ayer se visitó se ubicaba en otro extremo de la comarca, cerca de la Venta del Pobre, en el paraje La Lancha. Una plantación más tardía que la anterior, del 20 de agosto. Maki Giménez, técnica de Megasa, comentaba el calibre G “en ramos uniformes”; y su compañera Mari Nieves, “el cuaje con calibre” de Sotomayor.

Una variedad de Hazera con buen cuajado de frutos con calor y con una elevada producción, ya sea para recolección en rama o en suelto. Un tomate además con buena conservación y aguante.

Daniel Ruiz, propietario del segundo invernadero de la visita de la jornada de Hazera.
Daniel Ruiz, propietario del segundo invernadero de la visita de la jornada de Hazera.

Jornada de tomate de Hazera en Níjar.

Acerca del Autor

joseantonioarcos

Licenciado en Periodismo por la Universidad de Navarra; licenciado en Ciencias Políticas y Sociología por la Complutense de Madrid, con título de experto en Unión Europea. Periodista especializado en información agrícola.

Entradas Relacionadas

Deja un Comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *