PIMIENTO TARDIO DALIAS
Header-El Plantel 728×90
Header-El Plantel 728×90
CABECERA TRICHODEX BIOPROTECCION

COAG pide que los chequeos médicos a peones eventuales tengan validez anual

CABECERA AGROLINER INTEGRATE

La Administración está exigiendo a los temporeros un reconocimiento médico al inicio de cada nueva relación laboral. Al trabajador le supone la reiteración de pruebas médicas en una misma campaña y al agricultor unos elevados costes económicos y burocráticos sin sentido alguno.

Las contradicciones del sistema han dado lugar a que, en muchos casos, los trabajadores renuncien al chequeo médico amparándose en el contenido de la Ley de Prevención de Riesgos Laborales y, sin embargo, los agricultores acaben multados por los inspectores de Trabajo porque la normativa sobre Vigilancia de la Salud no considera válida la renuncia del trabajador.

Vigilancia de la Salud en el Sector Agrario

La Coordinadora de Organizaciones de Agricultores y Ganaderos (COAG) reclama al Ministerio de Trabajo, Migraciones y Seguridad Social que los chequeos médicos, en los casos que sean obligatorios a trabajadores agrícolas eventuales o fijos discontinuos, tengan una validez anual. Así lo ha pedido el responsable del Área de Relaciones Laborales de COAG, Eduardo López,  durante el acto de inauguración del I Encuentro sobre Vigilancia de la Salud en el Sector Agrario que el pasado miércoles se celebró en Madrid.

Vigilancia de la Salud en el Sector Agrario

“A un temporero agrícola que a lo largo del año presta servicios en distintas explotaciones en base a distintas altas y bajas en Seguridad Social, producto de su condición de eventual o fijo discontinuo, se le está exigiendo desde la Administración un reconocimiento médico al inicio de cada nueva relación laboral lo que le supone estar sometidos a las mismas pruebas una y otra vez durante una misma campaña. Es algo ridículo que implica un coste absurdo e inasumible para los pequeños y medianos agricultores/as profesionales”, subrayó López.

COAG considera que, en la actualidad, se está produciendo una disfunción en relación a la interpretación de la normativa relativa a los reconocimientos médicos que deben realizarse los trabajadores agrícolas eventuales. Las dificultades y contradicciones del sistema han dado lugar a que, en muchos casos, los trabajadores renuncien al chequeo médico, amparándose en el contenido de la Ley de Prevención de Riesgos Laborales que recoge que el reconocimiento médico es un derecho y el trabajador puede renunciar a realizárselo. Sin embargo, las inspecciones de trabajo han empezado a sancionar a los empresarios agrícolas en aquellos casos en los que los trabajadores habían renunciado a realizarse el reconocimiento porque, según los inspectores, la renuncia del trabajador no es válida en el sector agrario al estar incluido como uno de los supuestos en los que el reconocimiento médico es obligatorio por tener vinculadas enfermedades profesionales.

“A pesar de que esta situación la hemos puesto de manifiesto de forma reiterada ante el Ministerio de Trabajo, hasta el momento no se ha avanzado nada en la adaptación de la normativa a las especiales características del empleo agrario. Necesitamos que nos aclaren por qué no es de aplicación la Ley de Prevención de Riesgos Laborales en el campo, la cual dice que el reconocimiento médico es un derecho y el trabajador puede renunciar a realizárselo. Y en los casos que sea exigible u obligatoria, que se pueda establecer una revisión anual para que el trabajador tenga cubierta dicha obligación, salvo que cambiara de categoría”, subrayó Eduardo López, responsable del Área de Relaciones Laborales de COAG.

Ante la ambigüedad jurídica actual, desde COAG ya solicitamos durante la última reunión ministerial que se derive una nota aclaratoria a los servicios de Inspección de las Comunidades Autónomas respecto de la voluntariedad del reconocimiento médico. Asimismo, se debe llevar a cabo una adaptación de la norma para que en los casos que sea obligatorio se exija un sólo reconocimiento médico por año natural. De esta manera, se conseguiría cumplir con los derechos de los trabajadores en materia de vigilancia de la salud, al tiempo que se evitarían injustas sanciones para los empresarios agrícolas y unos elevados costes económicos y burocráticos sin sentido alguno.

El I Encuentro Nacional sobre Vigilancia de la Salud en el Sector Agrario se enmarca dentro de las actuaciones previstas en la campaña divulgativa “Trabajador Saludable, Sector AgroSaludable” impulsada por COAG y financiada por la Fundación Estatal para la Prevención de Riesgos Laborales del  Ministerio de Trabajo, Migraciones y Seguridad Social.

Acerca del Autor

Ana Rubio

Fotógrafa agrícola y redactora en joseantonioarcos.es

Entradas Relacionadas

Deja un Comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *