Header-El Plantel 728×90
CABECERA BIOSUR TRIP-SOIL

Piña en invernadero. Tropicales alternativos en Canarias

CABECERA AGROLINER INTEGRATE

La búsqueda de cultivos alternativos es una aspiración de cualquier agricultor al margen de que produzca bajo abrigo o a cielo abierto, con independencia de que sea en la Península Ibérica o en las islas. El camino de nuevas alternativas no tiene límite.

Ana Rubio en una explotación invernada de piña en Tenerife. /joseantonioarcos.es
Ana Rubio en una explotación invernada de piña.

Estos días en Tenerife hemos visto sobre todo plátano, el cultivo principal que vertebra el agro canario; y en segundo lugar aguacate, fruta documentada desde hace décadas en las islas pero que ahora está viviendo un notorio auge. Más allá de ambos nos hemos aproximado a otros cultivos, como la piña, que es una opción alternativa en invernadero. Hemos recalado en la localidad de Güímar en fincas de la empresa Herederos de Pedro Modesto, firma que produce aguacate, mango y piña tropical.

Efrén Díaz, técnico comercial de Compo Expert, en Tenerife. /joseantonioarcos.es
Efrén Díaz, técnico comercial de Compo Expert, en Tenerife.

Allí nos ha recibido Kiko González, el encargado, que nos ha dado en poco tiempo una clase magistral, a pie de invernadero, sobre la piña, en la que llevan invirtiendo un par de años.

Kiko González encargado de piña tropical en invernaderos de Tenerife. /joseantonioarcos.es
Kiko González nos abre las puertas de la primera de las fincas.

Herederos de Pedro Modesto siembra piña en agosto/septiembre. Entre 18 y 20 meses después se recoge la primera fruta, la siguiente no será hasta unos 8 meses más tarde y el tercer – y último corte – se adelanta algunas semanas antes. En cualquier caso, después habría que arrancar porque pasadas esas tres campañas los hijos dan piñas demasiado pequeñas, desde el punto de vista comercial.

Cultivo de piña en Tenerife, Canarias. /joseantonioarcos.es

Dicho lo anterior se entiende la complejidad de este cultivo. Habría que hacer números para aquellos que están valorándola como un posible cultivo alternativo. Por otro lado, pensando en zonas de producción susceptibles de serlo, reseñar que la piña no tolera la oscilación térmica. Buen comportamiento ante altas temperaturas, pero el frío y dicha oscilación no la soporta bien. Demanda una temperatura más estable y sin altibajos.

Piña tropical en invernaderos de Tenerife, Islas Canarias. /joseantonioarcos.es

En esta área de Tenerife, en Güímar vimos dos invernaderos de piña con la variedad MD2. Según nos contaron, en el archipiélago es en la isla del Hierro donde más extendida está la producción de piña, concretamente de la variedad roja española.

En la explotación conviven cultivos de aguacate (izquierda), con otros de mango (derecha) y piña (al fondo). /joseantonioarcos.es
En la explotación conviven cultivos de aguacate (izquierda), con otros de mango (derecha) y piña (al fondo).

Antes de marcharnos quisimos ver un cultivo de mango, un tropical arraigado en las islas. Observamos una plantación con las variedades Keitt, quizá la más habitual en estas latitudes, y Osteen, que da calibres menores a la anterior.

José Antonio Tabares, responsable de Compo Expert en las Islas Canarias. /joseantonioarcos.es
José Antonio Tabares, responsable de Compo Expert en las Islas Canarias, en una zona con mangos.

En Tenerife la campaña de mango que se inicia sobre el mes de septiembre se prolonga hasta Navidades, incluso hasta enero. Son mangos para cubrir la demanda interna de las Canarias. Consumo local.

Mangos en Canarias. /joseantonioarcos.es

Entre mangos con Efrén Díaz, Kiko González y José Antonio Tabares. /joseantonioarcos.es
Entre mangos con Efrén Díaz, Kiko González y José Antonio Tabares.

Acerca del Autor

joseantonioarcos

Licenciado en Periodismo por la Universidad de Navarra; licenciado en Ciencias Políticas y Sociología por la Complutense de Madrid, con título de experto en Unión Europea. Periodista especializado en información agrícola.

Entradas Relacionadas

Deja un Comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *