TOP BANNER ANECOOP HORTALIZAS
Header-El Plantel 728×90
Header-El Plantel 728×90
CABECERA TRICHODEX BIOPROTECCION

Calabacín en el desierto de Tabernas

CABECERA AGROLINER INTEGRATE

Calabacín al aire libre en el desierto de Tabernas. /joseantonioarcos.es

José Manuel Martínez me comenta entre bromas que muchos lo han llamado loco por plantar y querer criar calabacín al aire libre en el desierto de Tabernas. “Me decían que no era posible, pero sí lo es”, añade este agricultor nijareño que ha cambiado el invernadero por el cultivo al aire libre.

Calabacín al aire libre en el desierto de Tabernas. /joseantonioarcos.es

Para José Manuel es un reto personal. Estos años atrás ya cultivó calabacín a cielo abierto en el área levantina de Carboneras, pero las altas conductividades de aquella zona lo han llevado a proseguir el reto a solo dos kilómetros de la Plataforma Solar de Tabernas. Muy orgulloso de sus 20 hectáreas de calabacín de calle me explica que el suelo es complicado, arenoso y con mucha caliza, pero el agua es buena (0,8 de conductividad) y lo más importante: ha dado con el manejo para que la planta agarre bien y tire para adelante.

Ana Rubio en un cultivo de calabacín al aire libre en el desierto de Tabernas. /joseantonioarcos.es

Tan orgulloso está que me dice que sus “truquillos” se los guarda para él, cada maestro tiene su librillo, y es una máxima que hay que respetar. Ya ha empezado a recolectar calabacín, no ha entutorado el cultivo ni piensa hacerlo, y confía en llegar bien hasta las Navidades.

Calabacín al aire libre en el desierto de Tabernas. /joseantonioarcos.es

Este agricultor, “de toda la vida” – como me subraya en varias ocasiones – ha ido haciendo siembras escalonadas, tanto con siembra directa como de semillero, en una ventana de más de 25 días. Empezó en agosto y finalizó en septiembre.

Calabacín al aire libre en el desierto de Tabernas. /joseantonioarcos.es

José Manuel ha empleado la manta térmica una vez que la planta ha podido enganchar bien la raíz, con idea de proteger al cultivo tanto del sol como de las plagas.

Calabacín al aire libre en el desierto de Tabernas. /joseantonioarcos.es

Y es que estos calabacines de Tabernas son orgánicos. Producción ecológica que le lleva en su tarea de protección vegetal a utilizar repelentes y muy variopintos extractos. Por supuesto que le pregunto por el Nueva Delhi. Felizmente me afirma que el cultivo está limpio y añade que ya tiene experiencia con el ToLCNDV y que le ha cogido el manejo.

Calabacín al aire libre en el desierto de Tabernas. /joseantonioarcos.es

Empresa Agrícola Tomillo es el nombre de la mercantil de este agricultor. El calabacín de las imágenes irá destinado al canal exportador. Una vez finalice este ciclo corto, llegado fin de año, José Manuel tiene previsto rotar a un segundo ciclo de calabacín o incluso poner una sandía extratemprana. En la calle, a cielo abierto, a la sombra de la Plataforma Solar de Tabernas.

Calabacín al aire libre en el desierto de Tabernas. /joseantonioarcos.es

Acerca del Autor

joseantonioarcos

Licenciado en Periodismo por la Universidad de Navarra; licenciado en Ciencias Políticas y Sociología por la Complutense de Madrid, con título de experto en Unión Europea. Periodista especializado en información agrícola.

Entradas Relacionadas

1 Comment

Deja un Comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *