TOP BANNER ANECOOP HORTALIZAS
Header-El Plantel 728×90
Header-El Plantel 728×90
CABECERA TRICHODEX BIOPROTECCION

Papayas adaptadas al invernadero almeriense

CABECERA AGROLINER INTEGRATE

La papaya es uno de los nuevos cultivos de la pizarra hortofrutícola almeriense. Hace unos pocos años tuvo un ‘boom’, en algunos casos auspiciado quizá más por el impulso de aprovechar el nicho que siempre abre un nuevo producto que guiado por criterios agronómicos y de mercado. De hecho de aquellos productores papayeros, a día de hoy hay quienes ya no están. Unos cuantos. Han quedado especialistas y algunos nuevos agricultores que han entrado en la papaya al reunir sus fincas determinados criterios favorables. Al menos así ha ocurrido en el grupo de Exóticos del Sur, promovido por Anecoop, y que a día de hoy es la punta de lanza de la consolidación de la papaya en Almería y en las vecinas costa de Granada y región de Murcia.

Después de tropezarnos Ana y yo en la pasada Fruit Attraction de Madrid con Pancho Mendoza, uno de los socios de Semillas del Caribe, concretamos unos días después una visita a la finca UAL-Anecoop, situada en Almería y en la que Marina Casas y Dori Amate – técnicas del departamento de producción y desarrollo de Anecoop – ensayan el cultivo de papaya adaptado a los invernaderos del sur de España.

Un centro experimental en el que se prueban diferentes variedades, entre ellas las de Semillas del Caribe, y se llevan a cabo prácticas culturales para adecuar el manejo de esta fruta a nuestras condiciones peninsulares. En el vídeo adjunto/superior lo explica muy bien Marina Casas, acompañada de Jesús Adán Suárez, gerente de Pipo y Adán SL, distribuidor en Canarias y Península de Semillas del Caribe.

El programa Royal Star de Semillas del Caribe contempla diversas variedades que funcionan bien en nuestra área geográfica, con características diferenciadoras. Así, Iuve es una papaya que destaca por su homogeneidad en el formato, frutas en torno a los 1,2 kilos de peso; Sweet Sense es una papaya muy dulce, con un calibre de entre 700 gramos y 1,5 kilos; e Intenzza destaca por su productividad, ya que es la que aporta más kilos.

Pancho Mendoza y Marina Casas. Papayas del Caribe en la finca UAL-Anecoop. /joseantonioarcos.es
Pancho Mendoza y Marina Casas. Papayas del Caribe en la finca UAL-Anecoop.
Dori Amate y Adán Suárez con las papayas de Semillas del Caribe en la finca de Anecoop en Almería. /joseantonioarcos.es
Dori Amate y Adán Suárez.

Producción, manejo y equilibrio vegetal

En la finca experimental de Anecoop en Almería la papaya se analiza bajo diferentes parámetros, como pueden ser la producción, el manejo o el equilibrio de la planta. Por ejemplo, se seleccionan variedades que faciliten el aclarado en las flores o que sean menos susceptibles a la mancha fisiológica.

Sobre la mancha fisiológica, propiciada por cambios y oscilaciones térmicas, se podría escribir mucho. Puede ser un factor limitante, salvo que se puedan minimizar los factores que la favorecen, como trabajar para tener una temperatura media más estable y con menos picos. Pero incluso la mancha fisiológica tiene elementos a su favor, como bien me explicó Pancho Mendoza cuando a principios de año visité las instalaciones de Semillas del Caribe en México (maravilloso viaje que me ayudó a comprender las verdaderas posibilidades de la papaya en otras latitudes). El principal argumento que debemos conocer para que la mancha fisiológica no suponga una barrera comercial está referido a sus cualidades saludables. Según un estudio de la Universidad Estatal del Norte Fluminense de Brasil, hay una relación proporcional entre dicha mancha y el nivel en vitamina C del fruto. Cuanta más mancha fisiológica, mayor carga de vitamina C.

Finca de papaya de UAL-Anecoop en Almería. /joseantonioarcos
Finca de papaya de UAL-Anecoop en Almería.

Ciclos en Almería

Un ciclo corto de papaya en Almería son quince meses, desde que el trasplante hasta que se arranca. Posteriormente se rota a un cultivo hortícola y llegado el mes de febrero/marzo se vuelve a poner papaya.

En cuanto al ciclo largo, no se arranca en julio y se prolonga el cultivo hasta el mes de julio siguiente, llegando así a los 24 meses. Se recomienda rotar a un ciclo corto de hortícolas para después volver a poner papaya en el mes de febrero.

Finca de papaya de UAL-Anecoop en Almería. /joseantonioarcos.esFinca de papaya de UAL-Anecoop en Almería. /joseantonioarcos.es

El cultivo de papaya es toda una maestría en la que el asesoramiento técnico es vital. Productor y técnico de la mano, como aconseja Marina Casas. Importante la situación geográfica de la finca (brisas y humedad son factores deseables), una altura mínima del invernadero de 4 metros, determinante una buena ventilación, aconsejables los dobles techos entre pasillos y un buen control y gestión del agua. Por ejemplo, más riegos y más cortos. En definitiva, la papaya es muy sensible al agua, tanto por exceso como por defecto, así que la clave está en el equilibrio.

La papaya almeriense se recolecta desde octubre hasta julio, situándose sus principales picos de producción en los meses de mayo y junio.

Finca de papaya de UAL-Anecoop en Almería. /joseantonioarcos.es

El Agro Auténtico aterriza en México

Las papayas de Semillas del Caribe

Acerca del Autor

joseantonioarcos

Licenciado en Periodismo por la Universidad de Navarra; licenciado en Ciencias Políticas y Sociología por la Complutense de Madrid, con título de experto en Unión Europea. Periodista especializado en información agrícola.

Entradas Relacionadas

Deja un Comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *