Header-El Plantel 728×90
Header-El Plantel 728×90
CABECERA salads Syngenta
“Poner puertas” al comercio sin control

“Poner puertas” al comercio sin control

Divisor post Nuevo logo

Protesta de agricultores en el puerto de Algeciras. /joseantonioarcos.es

Puerto de Algeciras, Cádiz. /joseantonioarcos.es
Puerto de Algeciras.

Dice el refranero popular, el de algunos, que no se pueden poner “puertas al campo”. Pero después surge una pregunta: ¿se puede poner cordura a la entrada de productos de países terceros o proclamamos el libre comercio sin normas ni control? En estas ecuaciones los agricultores españoles tienen una respuesta clara: preferencia comunitaria.

La preferencia comunitaria fue el principio por el que se creó en los años 50 del siglo pasado lo que hoy día conocemos como Unión Europea. Esa preferencia comunitaria, que se ha desterrado, simplemente viene a decir que primero lo que hay en casa y después lo de fuera. Y añade que lo de fuera, cuando no haya en casa. Sin embargo, los tratados fundacionales de la creación europea han fulminado este principio para agarrarse a un único axioma: todo vale en un mercado libre y sin reglas. Es la ley del mercado, aunque salvaje para los productores de la Vieja Europa que compiten con unos costes de producción muy por encima de los que se practican en los países que inundan los mercados comunitarios.

Ante este panorama, que no es actual sino que tuvo su germen a principios de los 90, tenemos estos lodos. Los productores españoles, ya sea de hortícolas de Granada y Almería, bien de fruta de la región extremeña, de cítricos de Valencia y Murcia o de berries de Huelva, poco tienen que hacer frente a otros artículos más baratos que inundan los mercados empujando a los productos españoles hacia la senda del low cost. Todo barato, barato.

Protesta de agricultores en el puerto de Algeciras. /joseantonioarcos.es Protesta de agricultores en el puerto de Algeciras. /joseantonioarcos.es
Protesta de agricultores en el puerto de Algeciras. /joseantonioarcos.es Protesta de agricultores en el puerto de Algeciras. /joseantonioarcos.es

Bajo este prisma se entiende la protesta llevada hoy en el puerto de Algeciras, la principal vía de entrada de esos productos del norte del vecino continente, por un grupo de agricultores de diferentes zonas del país. Su número escaso, entre un centenar y dos centenares de personas, pero ahí han estado. Portando pancartas en las que reclamaban su derecho a seguir siendo productores y también el derecho de los consumidores de recibir alimentos con todas las garantías de seguridad e inocuidad alimentaria. Porque el consumidor es muy sensible al precio a la hora de comprar, pero el actual y vertiginoso modelo de libre comercio pone en segundo plano la seguridad, ya que las prácticas de esos terceros países no son equiparables a las de los productores europeos. ¿Pero a alguien importa?

Protesta de agricultores en el puerto de Algeciras. /joseantonioarcos.es

Importa a los agricultores que se han convertido en escudo del medio rural y de la profesión más digna del hombre, la agricultura; pero también se han erigido en protectores de esos consumidores a los que se les debe informar de lo que está en juego con un libre comercio como el actual. Lo que se lleva a la boca es importante.

La película continuará. Las próximas semanas serán intensas en protestas de agricultores por toda España, convocados por entidades y asociaciones de lo más variopinto que en muchos casos tienen como denominador común el amor al campo y la defensa de unos precios justos (por encima de coste).

Protesta de agricultores en el puerto de Algeciras. /joseantonioarcos.es

Sobre el autor

joseantonioarcos

Licenciado en Periodismo por la Universidad de Navarra; licenciado en Ciencias Políticas y Sociología por la Complutense de Madrid, con título de experto en Unión Europea. Periodista especializado en información agrícola.

Noticias relacionadas

Dejar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Newsletter

Regístrate en el newsletter y recibirás nuestras noticias cada semana.