TOP BANNER SYNGENTA MAYO
HEADER Biosur
HEADER Biosur
CABECERA MERIDIEM SEEDS CHERRUTY
Los agricultores no quieren con el coronavirus productos de terceros

Los agricultores no quieren con el coronavirus productos de terceros

SANDÍA FASHION APERTURA POST

“No es admisible que los agricultores españoles nos estemos jugando la vida en estos momentos para poder abastecer a la sociedad con frutas y hortalizas saludables, alimentos básicos y de primera necesidad; y sin embargo, los lineales se llenen de productos de terceros países. No es ético”, afirma Joaquín López, ‘Bernabé’, presidente de la Federación Nacional de Asociaciones Independientes (FNAI), en la que está incluida la Unión de Agricultores Independientes (UAI), que también preside.

FNAI y UAI animan al consumo de productos españoles. /joseantonioarcos.es
FNAI y UAI animan al consumo de productos españoles.

Ayer sábado esta federación de asociaciones de agricultores, que aglutina a más de una docena de colectivos de Andalucía, región de Murcia, Comunidad Valenciana, Extremadura y ambas Castillas, remitía sendas cartas al ministro de Agricultura, Luis Planas, y a la consejera andaluza de Agricultura, Mari Carmen Crespo, alertando de esta situación.

“Algunos de estos países están enviando frutas y verduras a nuestro país, sin tener información de cómo se trata la recolección, envasado y transporte de los mismos hasta nuestros puertos, dice una de estas misivas remitidas a las Administraciones,  “pedimos que se deben  reforzar la vigilancia de posibles casos en los Puertos del Estado, incrementar la información a los camioneros  en tránsito en los  puertos, el control de su temperatura corporal, detectar posibles portadores, y la desinfección de los camiones  y contenedores marítimos con arcos de desinfección o túneles de lavado”.

La Unión de Agricultores Independientes animan al consumo de productos españoles con la crisis del coronavirus. /joseantonioarcos.es

Soberanía alimentaria en casos de crisis

La Federación Nacional de Asociaciones Independientes que engloba a todo tipo de productores, ya sean de hortalizas, frutas de pepita y de hueso, cítricos, olivar, miel, arroz o cereales, entre otros alimentos de la cesta de la compra, advierten que la actual crisis del coronavirus ha puesto en evidencia la dependencia que tiene España en la producción de ciertos bienes industriales y sanitarios. Una dependencia que no puede repetirse en la alimentación de la población, sector estratégico.

“Las políticas globalistas europeas, con la firma de acuerdos comerciales globales, nos ha llevado a la deslocalización de la producción en busca de países con bajos salarios y valor devaluado de la moneda, que proporcione una mayor rentabilidad. La consecuencia de ello, durante la presente crisis, ha sido la dificultad de adquirir material sanitario vital para combatirla. En esta misma crisis o en crisis venideras, se puede dar este mismo problema con la alimentación, si los agricultores nos arruinamos y dejamos de producir, agravaríamos el sufrimiento de la ciudadanía sobremanera con la escasez de alimentos, esgrime FNAI en la carta enviada a Luis Planas y Mari Carmen Crespo.

Dicho concepto de no depender de países de otros continentes para alimentar a la población propia se denomina ‘soberanía alimentaria’, y viene recogido en los tratados por los que se creó la actual Unión Europea.

Pepinos de los invernaderos de Almería y Granada. /joseantonioarcos.es

No especular en los precios del campo a la mesa

Otro de los asuntos centrales de los escritos remitidos a Gobierno Central y autonómico andaluz hace referencia al diferencial de precios del campo a la mesa. FNAI ha detectado un incremento abusivo en el caso del pepino. “En la actualidad, el problema en el campo sigue siendo el mismo que el que existía con anterioridad a la crisis, los precios en campo de algunos productos están por debajo de los de producción, por lo que la ruina de los agricultores es segura. En este caso nos vamos a referir al pepino, con precios inferiores a 0.25€ por kilo, cuando producirlo cuesta más de 0.35€”.

“Siendo éste el problema de todo el sector hortofrutícola, nos tememos que, a la crisis de precios del pepino, seguirá, como el año pasado, la crisis de la sandía, el melón, el tomate … con la llegada indiscriminada al mercado de la UE de productos de países que no son socios, añade Joaquín López, presidente de FNAI, que firma las cartas.

De hecho, y de cara a la campaña de primavera en cultivos como melón y sandía, la Unión de Agricultores Independientes alerta de que no hay precio y temen por un lado una campaña de especulación por parte de compradores, agravada por la competencia de terceros países.

Pepinos en invernaderos de Almería. /joseantonioarcos.es

Retira de producto (pepino)

“Nuestra esperanza es el cambio de políticas europeas que establezca una regulación en frontera de las cantidades de productos que pueden entrar a nuestro mercado, de forma que lo hagan para complementarnos y no para sustituirnos; único modo de salvaguardar la soberanía alimentaria necesaria para no sufrir desabastecimiento alimentario en tiempos de crisis.

Pero, en el caso del pepino, se requiere de una solución inmediata, por ello, le rogamos que tome las medidas que estime oportunas para que suba su precio por encima del coste de producción.

Humildemente le sugerimos, como posible solución, la retirada de la cantidad suficiente de pepino a cargo de la Junta de Andalucía, para que, al bajar la oferta en el mercado, automáticamente levante el precio. Dicho excedente adquirido por la administración podría ser dirigido a hospitales, residencias de ancianos y a todos aquellos centros que más estén sufriendo la crisis”.

Pepinos en invernaderos de Almería. /joseantonioarcos.es

DIVISOR 5 GRUPO UNIQ

Sobre el autor

joseantonioarcos

Licenciado en Periodismo por la Universidad de Navarra; licenciado en Ciencias Políticas y Sociología por la Complutense de Madrid, con título de experto en Unión Europea. Periodista especializado en información agrícola.

Noticias relacionadas

Dejar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *